jueves, 13 de mayo de 2010

Lengua española.- Préstamos lingüísticos. Los arabismos.

Préstamos lingüísticos: Los arabismos


Este artículo es un extracto de LOS ARABISMOS EN LA ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA (contribución a la didáctica del vocabulario) de la doctora Dalila Fasla (Univ. de Salamanca).
 
1. SUSTANTIVOS (distribución por campos semánticos):

1.1. Términos culinarios, agricultura, horticultura y pesca: aceite, aceituna, albaricoque, albóndiga, alcachofa, almíbar, alubia, arroz, atún, azafrán, azúcar, berenjena, café, escabeche, espinaca, limón, [bollo] maimón, naranja, sandía, zanahoria.

1. 2. Términos musicales (instrumentos y danzas): albogue, guitarra, laúd; rebeb, rabe[l]; tambor, tamboril, zambra.

1.3. Vestimenta, calzado y ropa de hogar: ajuar, albornoz, alfombra, almohada, alpargata, babucha, mandil, zapato.

1. 4. Instituciones administrativas y sociales: aduana, aldea, alquiler, arrabal, ataúd, barrio, mazmorra.

1. 5. Arbustos, plantas y flores: albahaca, algodón, azahar, azucena, jazmín, nenúfar.

1. 6. Partes de la casa y piezas de construcción: alcoba, azotea, azulejo, baldosa, tabique, zaguán.

1. 7. Recipientes, utensilios domésticos: alfiler, almirez, candil, garrafa, jarra, taza.

1. 8. Nombres de colores: añil, escarlata (ú. t. c. adj., DRAE).

1. 9. Profesiones y cargos: albañil, alcalde.

1. 10. Otros: alcázar, ámbar, jarabe, máscara, nácar.

2. ADJETIVOS: azul (ú. t. c. s., DRAE), baladí, mezquino.

3. PREPOSICIONES: hasta.

4. INTERJECCIONES (LAW XA' ALLAH, ár. > ojalá, cast):

TOPÓNIMOS.- referente en concreto, a la zona de dominio árabe (v. gr., Albacete, 'el llano'; Alcántara, 'el pasadizo [el puente]'; Algeciras, 'la isla [verde]'; Almería, 'el espejo [de mar]'; Cáceres, 'las fortalezas, los palacios', merced al plural romance -es, anexionado a la raíz trilítera árabe; Guadalquivir, 'el valle [lecho de río] grande'; La Mancha, 'el lugar elevado'; Madrid, 'canales subterráneos de irrigación'; Medina, 'la ciudad, la villa')

GENTILICIOS de origen árabe, cuya derivación repercute en el sistema morfológico y fonético del romance adaptándose generalmente a éste como adjetivos en -í; no obstante, estos derivados en -í, a menudo generan su correspondiente sinónimo equivalente —en virtud de un sufijo romance— dando lugar a dobletes, v. gr., berberí-berébei, ceutí-septense, magrebí-mogrebino, marroquí-marroquín, tunecí-tunecino, turquí (desús.), íwrco-turquesco; la enumeración consecutiva de estas parejas sinonímicas de gentilicios, indica que la mayor parte de este tipo de arabismos en -í, fueron adoptados por el sistema romance, cayendo en desuso en algunos casos, la correspondiente derivación castellana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?