jueves, 1 de julio de 2010

"Por el hilo, se saca el ovillo"

"Por el hilo, se saca el ovillo"

.*.*.*.*.*.
Como se nos cuenta en el Mito de Ariadna, hija del rey Minos, su padre tenía encerrado en un laberinto, construido por Dédalo, al Minotauro (1), a quien había que alimentar con gente ateniense cada nueve años.
Teseo decide entrar y acabar con el minotauro, pero el laberinto era tan complicado que no se podía salir. Ariadna, enamorada de él, le regala un ovillo (2) y una espada mágica. Teseo ata un extremo del hilo en la entrada y va desenredando el ovillo mientras camina por el laberinto. Con esta estratagema, logra liberarse tras acabar con el terrible ser, pues siguiendo el hilo encontró la salida.

Del mismo modo, pero a la inversa y en sentido general, la sentencia nos recuerda que, al igual que "por el humo se sabe donde está el fuego", tomando un punto de partida correcto, se puede desentrañar un problema o resolver un enigma. Cosa que saben bien los buenos investigadores.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1) Monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre, fruto ilegítimo de los amores de Pasifae, mujer de Minos, con un toro de Poseidón, dios de los mares.
(2) Bola o lío que se forma devanando hilo de lino, algodón, seda, lana, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?