miércoles, 16 de febrero de 2011

Salón de lectura: "Amado amo". Rosa Montero.

¿Han oido hablar alguna vez del coaching? ¿Del mobbing? Palabras inglesas que definen dos acciones creadas para construir el ejecutivo agresor y agresivo que la empresa actual demanda: habilidades directivas y el acoso laboral.
Nada de personalismos, de empatías (ponerse en el lugar de...), nada de opiniones propias, ni de contar con el trabajador, sino con sus resultados.
Esto es, ni más ni menos, lo que retrata Rosa Montero en esta novela en la que el protagonista, César Miranda, acaba sufriendo las consecuencias de la tensión vivida en la empresa, retratando los cambios de metros de despacho, calidad de la secretaria, puesto de aparcamiento, palabras del jefe y miradas de los compañeros, cayendo en una apatía y abulia que le llevan a la falta de recursos creativos, de iniciativa y hasta de aliento vital, hasta que, viéndose imposibilitado a ir siempre contracorriente, acaba cediendo, sucumbiendo ante aquello que siempre ha odiado y por lo que siempre había luchado.
Angustioso y acertado análisis, interesante panorámica en primera persona de las vivencias de un asalariado que ve peligrar su alto estatus al entrar en una espiral causa-efecto en la que es el lector quien debe juzgar si ha perdido su creatividad por la tensión y los miedos o viceversa.