martes, 9 de agosto de 2011

Leyendo "El Quijote". 1ª parte. Cap. 12

Capítulo duodécimo
De lo que contó un cabrero a los que estaban con Don Quijote

Imagen Habíamos dejado a nuestro caballero en buena compañía, bien comido y atendido en la herida de su oreja, cuando llega un nuevo cabrero con noticias recientes sobre la muerte de Grisóstomo, un estudiante convertido en pastor y del desconsuelo de su enamorada Marcela, que, aunque hija de un hombre rico, también andaba como pastora por esos montes.

La noticia era que había solicitado ser enterrado en el campo, con ceremonia pastoril, por lo que la Iglesia andaba queriendo impedirlo. Sus compañeros querían respetar su voluntad y andaba por ello toda la gente revolucionada mas a lo que se dice, en fin se hará lo que Ambrosio y todos los pastores sus amigos quieren, y mañana le vienen a enterrar con gran pompa adonde tengo dicho; y tengo para mí que ha de ser cosa muy de ver, a lo menos yo no dejaré de ir a verla, si supiese no volver mañana al lugar.

Todos decidieron asistir, no sin antes ponerse de acuerdo sobre quién guardaría las cabras, a lo que se ofreció uno de ellos porque no me deja andar el garrancho ((Cruce de garra y gancho).1. m. Parte dura, aguda y saliente del tronco o rama de una planta.) que el otro día me pasó este pie.

Como sabemos, Don Quijote, de natural curioso, no iba a desperdiciar la ocasión, así que... Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?