martes, 8 de mayo de 2012

A la tercera va la vencida

"A la tercera va la vencida"

Esta frase, que decimos tantas veces, bien para darnos ánimos y seguir intentando algo, bien para todo lo contrario: dejarlo ya por imposible, tiene varias teorías acerca de su origen:
- Una ley del s. XVI o XVII.
Según la legislación de entonces, si un delincuente reincidía hasta tres veces -"ter furtum"-, era condenado a muerte. Naturalmente, no habría más.
Todavía más remoto es el establecer su origen en los juegos de la Grecia antigua. Había una prueba (...) Seguir leyendo
Proseguimos la lectura del Don Quijote. Y llegamos al capítulo 31

De los sabrosos razonamientos que pasaron entre Don Quijote y Sancho Panza su escudero, con otros sucesos

Habíamos dejado a Sancho con un interesado Don Quijote. Contaba Sancho su visita a Dulcinea y una vez más nos hallamos ante el contraste entre la sinceridad del escudero y la fantasía de su amo.

¿Y qué hacía aquella reina de la hermosura? A buen seguro que la hallaste ensartando perlas, o bordando alguna empresa con oro de cañutillo para este su cautivo prisionero. No la hallé, respondió Sancho, sino aechando dos hanegas de trigo en un corral de su casa.