martes, 31 de julio de 2012

8.- "De grandes cenas, están las sepulturas llenas"

"De grandes cenas, están las sepulturas llenas"

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

La verdad es que no he podido encontrar mucho acerca de las causas fisiológicas que corroboren este aserto. Y entre lo que he encontrado hay opiniones para todos los gustos, así que para su explicación me quedo con los que más creíbles me han parecido:

En primer lugar se habla de los "adipocitos":  funcionan como parte del sistema inmunitario y ayudan a controlar la acumulación de grasas. Pero parece ser que estas células descansan también durante nuestro  sueño, por lo que en una persona ya sobrecargada de materia grasa, y al carecer de esta ayuda en el difícil proceso de la digestión, se multiplican las posibilidades de una congestión que la lleve a la muerte.

Relacionado con los excesos de las "grandes cenas" se halla el abuso del alcohol, causa de cirrosis y coma hepático en metabolismos ya alterados por el hábito de beber a menudo y en demasía.

Por todo ello, el refranero nos indica: "Desayuna como un rey, come como un señor y cena como un pobre".

Claro que de todos es sabido, sobre todo en las suculentas y apetitosas cenas tradicionales de Nochebuena y Fin de Año, que no hay nada mejor que hacer una sobremesa larga y dejar que el cuerpo realice la digestión antes de irnos a dormir ;).

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

A cenas y banquetes excesivos se les llama "pantagruélicos". Si os interesa acercaros al porqué, procede de la obra de François Rabelais : Gargantua et Pantagruel (1532).

Autorizada la copia total o parcial citando © www.mariannavarro.net 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?