miércoles, 29 de agosto de 2012

24.- "Sarna con gusto, no pica"


"Sarna con gusto, no pica"

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Sabiendo que la sarna es una enfermedad de la piel favorecida por la falta de higiene, que destaca  precisamente por la terrible picazón que produce al introducirse los ácaros bajo ella y, literalmente, excavar túneles para desovar, llama más la atención este dicho.
 
Y es que cuando una persona ha decidido hacer frente a todo "a pesar de los pesares" la sentencia  se utiliza como resumen para indicar que si bien alguien lo está pasando mal, no hará nada por remediarlo porque estar así ha sido su elección.
 
Y es que "sarna con gusto no pica, pero mortifica", o  "sarna con gusto no pica; y si pica, no mortifica" concluye algunas veces el refranero. Quiere decirse que la persona puede ser perfectamente conciente de que la suya no es la mejor de las situaciones, pero por orgullo, amor o simplemente por el "qué dirán" (como pueda ser el caso de los maltratos) la persona en cuestión seguirá soportándolo estoicamente.
 
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Tenemos claros ejemplos en nuestra literatura renacentista y romántica, en la que los poetas, empeñados en poner su amor en damas inalcanzables (si eran casadas, mejor), sufrían inconsolables penas de amores.

Un ejemplo: el llanto de Salicio en la Égloga I de Garcilaso de la Vega  "Salid sin duelo, lágrimas, corriendo"

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?