lunes, 8 de octubre de 2012

39.- "A dineros pagados, brazos quebrados"

    mariannavarro.net.Refranes
  Hay veces que nuestro refranero desanima porque a menudo destaca por su falta de creencia en el ser humano.

 Tal vez sea porque un consejo es casi siempre un aviso ante algo desagradable, pero estaréis conmigo en que así suele ser muchas veces.

 Y aquí de nuevo entran en danza los intereses económicos para recomendarnos que no hagamos pagos por adelantado o nos podemos encontrar con que recibiremos aquello que hayamos pagado, tarde y mal.

 Menos mal que, como suele ser habitual, siempre podemos darle varios sentidos y entonces podríamos aplicarle el de "Quien paga, descansa" (cuando terminas de pagar una deuda) al que a veces se añade: "...y el que cobra, más"; como bien sabe quien ha tenido que pagar un monto importante, por ejemplo, para la compra de su casa.

 En fin, para quien gana el pan "con el sudor de su frente" es bien difícil eludir compromisos económicos a largo plazo y, por desgracia, sabemos que a veces lleva casi toda una vida el poderlos saldar, pero "Quien gasta y no gana.. ¿de qué comerá mañana?".

 Así que me temo que lo de los brazos quebrados(1), a no ser en la primera acepción, dura poco.
 
.*.*.*.*.*.
 
Prototipo de la persona que se acaba endeudando tarde o temprano sería el del jugador, por lo que os traigo esta lectura del mismo título: "El jugador", de Fedor Dostoievski

 -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 (1).- De quebrar: roto, debilitado.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?