martes, 30 de octubre de 2012

44.- "Tanto va el cántaro a la fuente que alguna vez se rompe"

   .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
mariannavarro.net.Refranes
    En un sentido parecido al de "quien con fuego juega, se acaba quemando" el refrán que nos ocupa nos avisa de que una forma de actuar o una actitud ante le vida puede salir bien cien veces, pero mal a la ciento una.

En tiempos en que no había agua corriente en las casas, era costumbre ir a por agua a la fuente del pueblo, si no había pozo o reguero cerca, usando como recipiente un búcaro o cántaro de barro.

 Ocupa todavía lugar principal en muchos de nuestros pueblos la fuente que surtía de agua a personas y caballerías. Sin ir más lejos, además de ser retratado en muchos lienzos, tenemos en la vida de Jesús reflejo de esto cuando pide agua a una de las mujeres que llenaban sus vasijas, lo que demuestra la práctica habitual de este acto que servía no solo para el hecho de llevar agua al domicilio, sino también de lugar de reunión donde enterarse de todas las "comidillas, chismes, dimes y diretes" de la población.

 Había por tanto quien pasaba mucho tiempo en dicha fuente y a quien le gustaba pasearse con el cántaro (principalmente era tarea de mujeres) varias veces al día... de ahí que llegara a ser criticado y surgiera la advertencia que nos ocupa.

 En conclusión, y generalizando: la repetición de un acto que conlleve algún riesgo puede a la larga tener repercusiones negativas, por lo que no conviene persistir en una forma de actuar sólo por el hecho de que ha salido bien alguna vez.

 Actualmente se suele decir en casos como, por ejemplo, el de un conductor que suele llevar su coche de forma temeraria y, como es lógico, un día tiene un accidente.

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
De chismes, historias cotidianas y murmuraciones de vecinos trata precisamente "La Colmena", la magistral obra de Camilo José Cela, cuya lectura aconsejamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?