jueves, 27 de diciembre de 2012

Proyecto "los Argonautas" finalista en los premios JES

"Los Argonautas" optamos al Premio de Emprendimiento Social de la UEM (ya somos finalistas), pero para conseguir además una ayuda en metálico necesitamos vuestro voto.
 

Este es el vídeo de presentación del proyecto. Si os parece de interés, vótadlo en Facebook https://www.facebook.com/Universidadeuropeademadrid/app_471783212869605
 (está en la página 6). ¡Muchas gracias!

sábado, 22 de diciembre de 2012

viernes, 21 de diciembre de 2012

64.- "Por el humo se sabe dónde está el fuego"

  .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.



 
  Siguiendo con la significación de refranes citados en "De abuelos a nietos", apareció éste con relación al dicho "Por el hilo se saca el ovillo", dado que vienen a significar lo mismo: por la parte, por un detalle, se puede llegar al "todo", o al origen de un problema o situación.

Muchas son las variantes de este refrán que, usando causa y efecto, se refiere también al terreno de los sentimientos. Citamos, por ejemplo:

Fuego sin humo puede haber; pero humo sin fuego, no puede ser.

Donde no hay fuego ninguno, no sale humo.

Donde fuego se hace, humo sale.

Donde hubo fuego, cenizas quedan (rescoldos quedan).

Indicando todos ellos, además de la significación ya indicada, que en habiendo pasión (fuego) no sólo no hay manera de disimularlo, sino que siempre quedará algo como consecuencia.
  
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
  
Una preciosa romanza de nuestra españolísima zarzuela comienza precisamente con esta sentencia: se trata de "Doña Francisquita", de Amadeo Vives, que dice:

Por el humo se sabe
donde está el fuego;
del humo del cariño
nacen los celos:
Son mosquitos que vuelan
junto al que duerme
y zumbando le obligan
a que despierte.
 
¡Si yo lograra,
de verdad para siempre,
dormir el alma!
Y, en la celdilla del amor aquél,
borrar el vértigo
de aquella mujer.
Por una puerta
del alma va saliendo
la imagen muerta.
Por otra puerta llama
la imagen que podría
curarme el alma.
Se me entra por los ojos
y a veces sueño
 que ya la adoro.  
 
Cariño de mi alma
recién nacido,
la llama extingue,
¡ay! de aquel cariño.

¡Vana ilusión!
 
En amores no vale
matar la llama,
si en las cenizas muertas,
queda la brasa.
El amor se aletarga
con los desdenes
y parece dormido,
pero no duerme.
 
¡Ay, quién lograra
de verdad para siempre
dormir el alma!
Y, en la celdilla del amor aquel,
borrar el vértigo
de aquella mujer
fatal. ¡Ah! fatal.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

63.- "Sabe más el diablo por viejo, que por diablo"


  .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*
 
 
  Citado en mi libro "De abuelos a nietos"  como sinónimo del dicho: "La experiencia es la madre de la ciencia", cabría explicar aquí en primer lugar qué se entiende por diablo.

Y lo hago porque la incultura de algunos llega hasta el punto de que una (supuesta) madre, horrorizada,  me comentó cómo podría dejar en mis manos la educación de sus hijos por nombrar  "el demonio va a pasar" en la canción "El patio de mi casa" de mi canal de YouTube ).

Pues bien, ciñéndonos, como siempre, a la acepción que de la palabra hace la Real Academia de la Lengua (RAE) encontramos:

diablo. (Del lat. diabŏlus, y este del gr. διάβολος).

1. m. En la tradición judeocristiana, cada uno de los ángeles rebelados contra Dios y arrojados por Él al abismo.

2. m. Príncipe de esos ángeles, que representa el espíritu del mal. El diablo.

3. m. Persona que tiene mal genio, o es muy traviesa, temeraria y atrevida.

4. m. Persona muy fea.

5. m. Persona astuta, sagaz, que tiene sutileza y maña aun en las cosas buenas.

Y nos quedamos, pues, con la quinta: La persona adquiere con el tiempo la astucia, sagacidad, sutileza y las mañas para enfrentarse a las distintas situaciones de la vida.
 
Si se me permite, concluiría con una sentencia oída a un participante en el concurso  "Cifras y Letras":
 
"La experiencia es unas gafas que se le dan a quien ya no puede ver"
 
Efectivamente, parece llegar cuando ya el mundo te aparta de la actividad cotidiana y dejas de ser "rentable" para convertirte poco menos que en una carga. Olvidan que el bagaje de toda una vida, los conocimientos adquiridos (teóricos y prácticos) fueron la base de muchas civilizaciones en las que el consejo de ancianos era imprescindible antes de tomar cualquier decisión que afectase a la comunidad.
 
Por tanto, debe ser tenido en cuenta: Tal vez ya no tenga la capacidad física para hacerlo por sí mismo, pero sí puede transmitirlo a los demás para su provecho... ¡Si es que quieren escucharlo, claro!. Si no... ¡peor para ellos! ¿No les parece?
 
*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

martes, 18 de diciembre de 2012

62.- "Creer a pies juntillas"

  
  .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
   
   En un principio, llama la atención el que una frase gramaticalmente incorrecta haya salvado el filtro de los años  para mantenerse en estos mismos términos. Y digo incorrecta dado que rompe la concordancia entre pies y su adjetivo (que debería corresponder al masculino juntillos), ya sea dicha así, o, también de construcción anómala, "a pie juntillas"  .

   Pues bien, parece ser que la incorrección no es tal, sino un ejemplo de economía lingüística si se investiga en sus orígenes.

"A pie y juntillas las piernas" es como se saltaba en una versión del juego del tejo,  truque o rayuela en la que los participantes jugaban con los ojos vendados y debían conseguir pasar a saltos el recorrido dibujado en el suelo sin pisar las rayas, atendiendo a las indicaciones de algún compañero de equipo, al que debía prestar atención y, naturalmente, creer y confiar en él con la certeza de que su interés era el mismo:  ganar al equipo contrario. 

Así que una vez más, un juego da lugar a esta expresión que nos indica la plena confianza de alguien en otra persona, su fe ciega. 

    Y hablando de fe, hallamos una expresión muy parecida: "a pies puntillas" , errónea y producida sin duda como ultracorrección de la que comentamos, a la que se pretende atribuir su origen en un castigo de la Inquisición: nada menos cierto y una muestra más de que hay que "andar con pies de plomo" antes de creer a pies juntillas todo lo que se lee.
 

lunes, 17 de diciembre de 2012

Videos fuera de YouTube

He abierto un album de vídeos en Google+ . Como ellos compraron YouTube, quiero comprobar si efectivamente encuentran qué derechos de autor vulneran. El sitio es https://plus.google.com/u/0/100241298794689729448/videos

Leyendo el Quijote. 1ª Parte. Capítulo 46


Capítulo 46: De la notable aventura de los cuadrilleros, y la gran ferocidad de nuestro buen caballero don Quijote
 
Como recordaréis, dejamos a nuestro caballero envuelto en una nueva discusión (cómo no!) y a los cuadrilleros de la Santa Hermandad  dispuestos a llevárselo preso si no fuera por la intercesión del cura, que les demostró fehacientemente (aunque le costó bastante) que era inútil llevarse a un loco como él, pues no había justicia alguna que pudiera aplicarse a alguien en tal situación.
 
El caso es que
Finalmente, ellos, como miembros de justicia, mediaron la causa y fueron árbitros della, de tal modo, que ambas partes quedaron, si no del todo contentas, a lo menos, en algo satisfechas, porque se trocaron las albardas, y no las cinchas y jáquimas; y en lo que tocaba a lo del yelmo de Mambrino, el cura, a socapa y sin que don Quijote lo entendiese, le dio por la bacía ocho reales; y el barbero le hizo una cédula del recibo y de no llamarse a engaño por entonces, ni por siempre jamás, amén.
 
Aún quedaban otras cuestiones que solucionar, como era el que don Luís de ningún modo estaba dispuesto a regresar a su casa. Todo se fue apaciguando y aclarando, de modo que pareción volver la paz a la venta, si no fuera porque el ventero había visto cómo el cura pagaba al barbero y quería (y en realidad era justo) que se le recompensara por los odres de vino y otros daños que don Quijote le había ocasionado
 
Todo lo apaciguó el cura y lo pagó don Fernando, puesto que el oidor, de muy buena voluntad, había también ofrecido la paga; y de tal manera quedaron todos en paz y sosiego,
 
Pero conociendo a don Quijote ya sabemos que esto no podía durar, y así, viendo que las cosas se tranquilizaban, decidió que era el momento adecuado para proseguir con su aventura y restaurar a la princesa Micomicona en su reino:
 
La partida sea luego, porque me va poniendo espuelas al deseo y al camino lo que suele decirse que en la tardanza está el peligro. Y pues no ha criado el cielo, ni visto el infierno, ninguno que me espante ni acobarde, ensilla, Sancho, a Rocinante, y apareja tu jumento y el palafrén de la reina, y despidámonos del castellano y destos señores, y vamos de aquí luego al punto.
 
Responde Sancho dudando que la historia de la tal princesa sea cierta, ya que la había visto  
hocicando (besándose) con alguno de los que están en la rueda, a vuelta de cabeza y a cada traspuesta. Y el caso es que tenía razón, pues no podían evitar los enamorados esas muestras de cariño entre ellos, aunque intentaban hacerlas a escondidas. No obstante, le pareció mal a nuestro caballero semejante grosería y no se privó de decirlo:
 
¡Vete de mi presencia, monstruo de naturaleza, depositario de mentiras, almario de embustes, silo de bellaquerías, inventor de maldades, publicador de sandeces, enemigo del decoro que se debe a las reales personas! ¡Vete, no parezcas delante de mi, so pena de mi ira!
Y diciendo esto, enarcó las cejas, hinchó los carrillos, miró a todas partes, y dio con el pie derecho una gran patada en el suelo, señales todas de la ira que encerraba en sus entrañas. A cuyas palabras y furibundos ademanes quedó Sancho tan encogido y medroso, que se holgará que en aquel instante se abriera debajo de sus pies la tierra y le tragara, y no supo qué hacerse, sino volver las espaldas y quitarse de la enojada presencia de su señor.
 
Quiso poner paz entre ellos la misma Dorotea, atribuyendo a "cosas de encantamiento" el que Sancho hubiera creído ver esos hechos, y ante semejante afirmación, don Quijote, creyéndolo "a pies juntillas" (luego os explico esta expresión) no sólo se mostró dispuesto a perdonarle sino que le mandó llamar. Estuvo conforme Sancho con que podían ser cosas de magos malvados, aunque recordase todavía el dolor de su manteamiento en aquella misma venta, que fue totalmente real.

 El caso es que volvieron las aguas a su cauce y elaborando una nueva estratagema para evitar nuevos lances,
 

 
 hicieron una como jaula, de palos enrejados, capaz que pudiese en ella caber holgadamente don Quijote, y luego don Fernando y sus camaradas, con los criados de don Luis y los cuadrilleros, juntamente con el ventero, todos, por orden y parecer del cura, se cubrieron los rostros y se disfrazaron, quién de una manera y quién de otra, de modo que a don Quijote le pareciese ser otra gente de la que en aquel castillo había visto.
 
Y convenciéndole como si de apariciones se tratase, consintió nuestro caballero en entrar en semejante jaula y dejarse llevar...
¡Seguimos!

A mis seguidores en YouTube.

 Esto es ya inaudito. Defendiendo supuestamente los derechos de autor, YouTube aprovecha mi trabajo para poner sus anuncios y obtener ganancias con ellos negándome la posibilidad de reclamar, pues ni contestan (hace exactamente una semana que les escribí). De nuevo tengo que eliminar el último vídeo, que es una grabación en uno de los eventos de http://losargonautas.org . Lo irónico es que ese evento del que he extractado la actuación, está colgado sin problemas en la página de la Asociación.
Como protesta, he decidido borrar todos los vídeos en los que no admiten mi autoría. Mis disculpas si os encontrais con que el vídeo que buscáis está eliminado. Podéis pedírmelo a través de mi correo. Os lo enviaré encantada.

jueves, 13 de diciembre de 2012

61.- "No hay peor ciego que el que no quiere ver...


 ... ni peor sordo que el que no quiere oír".

 Y es que hay personas que en su cerrazón o empecinamiento (tozudez) se niegan a ver lo que otros le muestran o a escuchar sus advertencias.

Es en estos casos cuando viene la comparación con esta frase, al resignarse a no ser atendido quien desde fuera ve llegar el hecho del que quiere prevenir, sin poder hacer nada por evitarlo.

Entonces debería aplicarse el "Más vale prevenir, que curar" del que ya hablamos, y tomar nota para reflexionar cuántas veces nos obcecamos en algo o alguien sin conseguir la objetividad suficiente para discernir qué es lo que nos conviene.
 
 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Llegados a este punto en el que aconsejaros una lectura, recomiendo "El túnel" del argentino Ernesto Sábato

El relato en primera persona lo lleva Castel desde la cárcel, en donde se encuentra después de haber matado a la única persona que había entendido el mensaje de desolación implícito en su pintura. Desde ese presente organiza sus recuerdos a partir de que conoció a la mujer que cambió su vida, con la intención de explicar las causas que lo llevaron a tomar la determinación del crimen, como única solución ante el fracaso de su búsqueda. En ese pasado que él recuerda, ocurren numerosos entrecruzamientos de recuerdos que surgen por la asociación de ideas. (Extracto de http://monografias.com

miércoles, 12 de diciembre de 2012

¡Feliz Navidad!

En estas fechas tan entrañables, mi agradecimiento y mis mejores deseos para todos.
 
 
 


60.- "¡Fíate tú de las mosquitas muertas!"

  .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

  
  El hecho de que se use el femenino ha dado lugar a pensar que se refiere a las mujeres taimadas que conquistan y embaucan al "pobrecito" que se enamora de ellas para utilizarle a su antojo.
 
Siguiendo con expresiones en el habla coloquial, en cambio son "moscones"  los hombres que molestan a la mujer con su cortejo.
 
Pues bien, centrándonos en el dicho, debemos recurrir a la entomología (ciencia que estudia a los insectos) para comprender de dónde viene:
 
  Es costumbre en algunas especies, para asegurar su supervivencia, hacer creer al supuesto atacante que están muertos o que son absolutamente inofensivos permaneciendo totalmente inmóviles, de modo  que pueden atacarle cuando se confía.
 
  Por tanto, en este refrán el imperativo suele aplicarse con sentido irónico como aviso contra las personas traicioneras - no importa el sexo - que mediante halagos y palabras dulces esconden una perversa intención.
  
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
Es en la corte y en círculos de poder donde más suelen darse este tipo de personajillos; pero también al ciudadano "de a pie" le rondan esos insectos, personajes dignos de lástima que sin respeto a la palabra y a la confianza puesta en ellos traicionan para conseguir su propio interés. No obstante, también los hay que se ven obligados a serlo para poder seguir.
Siguiendo con nuestra costumbre de aconsejaros lecturas de interés relacionadas con el tema, menciono en esta ocasión "Boquitas pintadas" de Manuel Puig, con un interesante comentario que relaciona los tangos que son interludio entre las escenas, con su contenido.


 

martes, 11 de diciembre de 2012

59.- "Quien no tiene padrino, no se bautiza"


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
En los primeros tiempos del cristianismo, el que quería recibir el bautismo debía ser presentado - imitando ritos judíos - por sus propios padres. Pero el padrino aparece a partir del 813 (Concilio de Munich) cuando esta figura debía ser ajena al círculo familiar directo y no eran tan sólo testigos.
  
En el momento de bautizar al neófito, la misión del padrino o padrinos (padrino y madrina) va algo más allá que la de acompañarle durante la ceremonia: se convierten en unos segundos padres para esa criatura y se comprometen a ayudar a educarla en la fe y cuidar de sus necesidades en el caso de que los padres faltasen.

 Por lo demás, sabemos que hay distintas ceremonias que necesitan de testigos, a los que se llama también "padrinos" (de boda, por ejemplo).
 
En resumen, esa figura era tan imprescindible que no habría ceremonia sin ellos. De ahí parte este refrán ( citado en "De abuelos a nietos" con relación a "El nombre ni quita ni pone" ) que muestra la importancia de las buenas referencias y de lo que llamamos un buen enchufe como carta de presentación que abra las puertas al solicitante, sobre todo cuando se busca un trabajo.
 
Y es que "en todas partes cuecen habas" y por muy democráticos que hayamos llegado a ser, la cultura de la elección a dedo, de las oposiciones y concursos amañados para dar el puesto o el premio a alguien ya preestablecido están en  el orden del día

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Seguro que la primera referencia que se nos ha ocurrido es  la genial saga de "El Padrino" de Francis Ford Coppola, 1972 (basada en la novela del estadounidense Mario Puzo, 1969) , pero vamos a destacar la figura de otro padrino: el de Miguel en "El oro de los sueños" de José Mª Merino (primeras páginas). que le embarca en un viaje al mítico mundo de las supuestas riquezas de los indios de Sudamérica.

  Y para los profesores, es más que aconsejable esta guía de actividades tras su lectura.

lunes, 10 de diciembre de 2012

58.- "Estar a la cuarta pregunta"

Del mismo modo que quedó en el terreno de las expresiones populares el "acogerse a la quinta enmienda", el origen de este dicho que hoy comentamos está también en el terreno de las leyes y la jurisprudencia, pues cualquier ciudadano que utilizara sus servicios debía responder con su nombre completo y fecha de nacimiento (pregunta 1), país de nacimiento y profesión (pregunta 2), religión y estado civil (pregunta 3), Rentas y patrimonio (pregunta 4) y así sucesivamente.

Como es lógico, y para evitar luego problemas de embargos y demás o para poder solicitar ayudas, normalmente la respuesta a esta pregunta era "no tener un duro", "estar sin blanca" o algo parecido; es decir, no se tenía nada.

De ahí que ahora se use para indicar lo mismo y resumir la situación: declarar en público ser pobre de solemnidad aunque por detrás se sepa que no se priva de nada.

Una picaresca que tal vez nos haya llevado a estar como estamos. Y aunque ya se encarga "papá administración" de tenernos bien controlados (cuentas bancarias, vida laboral, propiedades...) y sólo pueden escaquearse(1) los que de verdad tienen y pueden costearse abogados y notarios que les ayudan a estafar a los demás; si aun así, y con más de cinco millones de parados nos sablean(2) y nos acribillan(3) a impuestos sacándonos lo que no tenemos... ¿qué harían si tuviésemos?

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
Definición de la RAE (www.rae.es):
(1) escaquearse. Eludir una tarea u obligación en común.
(2) sablear. 1. tr. coloq. Sacar dinero a alguien dándole sablazos, esto es, con petición hábil o insistente y sin intención de devolverlo.
(3) acribillar. Molestar mucho y con frecuencia.

viernes, 7 de diciembre de 2012

57.- "Tomar el rábano por las hojas"


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

 
  El rábano, tubérculo  bastante utilizado en casa para acompañamiento de la comida, solo o en ensalada (principalmente con las migas de pan o harina), crece bajo tierra como la zanahoria o la patata, y avisan de su presencia con abundantes hojas. Para recogerlos, hay que ablandar la tierra o ayudarse de una azada y removerla con cuidado si queremos  disfrutar de ellos, o nos podemos arriesgar a que nos quedemos con las hojas en las manos y el rábano siga en tierra.
 
Dicho esto, entendemos mejor su sentido: hacer o interpretar mal una cosa por conformarnos con su apariencia y no profundizar. Mientras que es de todos conocido que lo que debe hacerse es "atajar el problema de raíz".

 Aunque suene similar, debemos hacer notar que tiene el sentido contrario al de "tomar el toro por los cuernos", ya que éste sí nos indica que nos enfrentamos a un problema o situación de frente, valientemente y sin rodeos.

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

 De coger el rábano por las hojas se le puede acusar, en mi opinión al rey Macbeth, inmortal personaje de William Shakespeare, quien en su insaciable ansia de poder, ataca el problema en su superficie, "quitándose de en medio" a sus rivales, mientras que el peligro latente vaticinado por las brujas sigue ahí: ¿Es él mismo? ¿Es lady Macbeth?

jueves, 6 de diciembre de 2012

56.- "Se le va el santo al cielo"

   .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

 
  Los profesores estamos más que acostumbrados al caso  de encontrarnos en mitad de una explicación más o menos ardua y al interrogar a los alumnos sobre cualquier punto para ver si ha quedado claro, hallar que el alumno en cuestión no sólo no sabe de qué se le está hablando, sino que a veces ni contesta por habérselo ido el santo al cielo.
 
Y es que si tenemos nombre, tenemos santo (por lo menos mientras se mantuvo la costumbre de elegir en la pila bautismal o en el registro civil, entre el amplio listado de nombres venerados por la iglesia) y ese santo, como corresponde, parece querer habitar regiones "etéreas" mejor que atender a la tantas veces cruda y aburrida realidad.

 Se usa también en primera persona: "Se me ha ido el santo al cielo y ... no me acordé de la cita", o... "y no sé lo que iba a decir".

 En resumen: ese santo con tendencias a lo celestial que suele acompañar a los despistados ;)

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

 La primera referencia que se me ha venido a la cabeza relacionando experiencias entre profesor y alumnos es la de una serie de TV que veía en mi adolescencia (hace años ya, pues) en la que un joven profesor de Literatura , alto y espigado, hacía algo más que enseñar. Lo siento: no he podido localizarla.
 
Más cercana y con el mismo argumento, la genial película protagonizada por Robin Williams "El Club de los poetas muertos", guión convertido en novela en el 1991 ( "Dead poets society". N.H.Kleinbaum) y algo más lejana, pero no menos actual, ya que al fin y al cabo consiste en los mismo: ganarse a los alumnos para poder cumplir su misión (y vocación) de enseñar: "Rebelión en las aulas" (1967) de Sidney Poitier.
 

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Regalando sonrisas a nuestros mayores

Este post se sale un poco de lo que estáis acostumbrados a leer aquí, pero pienso que puede valer la pena.
Quiero hablaros de un proyecto en el que participo: "Los Argonautas"
 
Proyecto los Argonautas es una ONG que por medio de diversas actividades en residencias de la tercera edad y hospitales busca acompañar, entretener, hacer reír, despertar sonrisas y transmitir cariño a los más mayores; un colectivo que, según estamos comprobando, está muy necesitado de alegría y compañía. ¡No podéis imaginaros la satisfacción de ver cómo lo agradecen y nos piden que volvamos pronto! 

Aquí incluyo una foto mía en acción :)
 


¿Y por qué digo esto? Pues porque ¡NECESITAMOS TODO EL APOYO POSIBLE PARA PODER SEGUIR ADELANTE!

Por ello os animo a realizar un donativo (da igual la cantidad, ya sabéis que "un grano no hace granero, pero ayuda al compañero" ;)), para que nuestra ONG pueda seguir cuidando y trabajando por nuestros mayores.
Puedes hacer el donativo a través del siguiente enlace:

 
 ¡Cuento con vosotros!.
Muchísimas gracias de antemano y un abrazo.

lunes, 3 de diciembre de 2012

55.- "Ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio"

  .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Esta sentencia, citada en relación con el dicho "Dijo la sartén al cazo: ¡Quítate allá , que me tiznas!"  proviene de los Evangelios, en donde se nos cuenta:
 
  En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "No juzguéis y no os juzgarán. Porque os van a juzgar como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros. ¿Por qué te fijas en la paja que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Déjame que te saque la paja del ojo", teniendo una viga en el tuyo? Hipócrita: sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro y podrás sacar la paja del ojo de tu hermano".

 Utilizando, como era costumbre, símbolos habituales en la vida común, era fácil entender la diferencia entre una paja en el ojo, una brizna, una pequeña astilla, frente al tronco de árbol o listón grueso de madera que se usaba como vigas.

 Creo que el ejemplo es suficientemente claro para necesitar más explicación.

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

 Y siguiendo con la Iglesia, tenemos muchos claros ejemplos de la hipocresía aquí censurada desde sus orígenes y ampliamente practicada en su seno por la lucha por el poder o por el rompimiento de los votos, o simplemente por la pérdida de la fe, en obras literarias como "El pájaro espino" de Colleen McCullough, "Tormento" de Benito Pérez Galdós o "La Regenta" de Leopoldo Alas "Clarín", a la que el mismo Galdós prologó. Las tres obras han sido llevadas a la pantalla.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Villancico: Yo me remendaba, yo me remendé...

En estas fechas no pueden faltar nuestros villancicos. Aquí tenéis qué es un anafre (o anafe) el molinillo, la chocolatera... Ya consumimos el chocolate en tableta o en polvo, pero hubo un tiempo en que venía en grano (como el café) y había que molerlo antes de hacerlo. Los chocolateros, iban con sus bártulos por los pueblos preparándolo. ¡Qué bien sentaría! ¿Verdad?