jueves, 18 de febrero de 2016

Alumnos con necesidades educativas especiales (NEE):Asperger, Autismo

En este día dedicado al Síndrome de Asperger (Autismo) he considerado conveniente aportar mi modesta contribución hablando de estos alumnos considerados hasta hace bien poco los "tontos" de la clase.
Son los alumnos/as con NEAE (Necesidades Específicas de Apoyo Educativo) que integran a estos/as estudiantes con NEE (Necesidades Educativas Especiales), abarcando una gama tan variada de problemáticas como son:
- Por discapacidad intelectual, motórica, visual o  auditiva.
- Por trastornos graves de conducta (TGC) motivados por alteraciones mentales, emocionales o del comportamiento.
- Y por trastorno generalizado del desarrollo (TGD) en el que se integran el trastorno de Rett, el degenerativo infantil, el generalizado del desarrollo no especificado, y los que se conmemoran en el día de hoy, Trastorno de Asperger y trastorno autista.

Muy parecidos, pero no lo mismo.

Trastorno autista:
Cuyas características son:
Una alteración importante en su trato con los demás, que afecta a comportamientos como el no mirar a los ojos, falta de expresividad y de gesticulación. Incapacidad de relacionarse con sus compañeros y ninguna tendencia espontánea a compartir  actividades con ellos o con su entorno. Existe una clara falta de intercambios afectivos.
La comunicación oral no se establece o aparece un importante retraso en el desarrollo del lenguaje, motivado en gran parte porque el niño parece no necesitar comunicarse, como demuestra el hecho de no recurrir a gestos o a la mímica para ser entendido.
Aun cuando haya un dominio adecuado del lenguaje, no inicia ni mantiene una conversación. Sin embargo, algunas veces usa un lenguaje repetitivo o propio.
No participa espontáneamente en juegos, ni ejecuta ninguna imitación de los adultos, práctica habitual en los niños.
Su comportamiento está sujeto a actividades e intereses limitados y patrones repetitivos que resultan fuera de lo habitual. Siempre sujeto a rutinas específicas, estereotipadas y repetitivas como sacudir las manos o movimientos del cuerpo. Muestra también una preocupación casi obsesiva por determinados objetos.
Trastorno de Asperger:
Comparte con el autismo las características reseñadas anteriormente, pero es de más difícil identificación debido a que no hay un retraso general en el desarrollo del lenguaje, ni en la adquisición de conocimientos o capacidades propias de su edad, por lo que se le suele considerar como un niño apocado o "tímido", poco abierto a la relación social.


Para más información: http://www.autismoavila.org/index.php
http://www.facebook.com/pages/FUNDACION-COMUNICAR-PARA-LA-AYUDA-DE-PERSONAS-CON-AUTISMO/278702625487735 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?