viernes, 24 de junio de 2016

Un 24 de junio...


Hemos pasado la noche de San Juan, la más corta y 'mágica' del año.

A partir de ahora, los periodos de oscuridad se van alargando y los días se acortan, hasta volver poco a poco a los apagados y oscuros despertares sobresaltados por los estridentes sones del despertador.
Según la tradición, el fuego purifica y saltar la hoguera o pasar sobre las brasas asegura protección durante todo el año.  Asimismo, para los pueblos de costa, aquellos que se enfrenten a las heladas aguas del mar sumergiéndose en ellas de espaldas a las olas, aseguran salud, y hasta fertilidad para quienes quieran ser madres (los nueve saltos, en la playa de la Lanzada, Pontevedra). En algunos lugares, la tradición marca, si se quiere permanecer sanos y con buen aspecto, lavarse la cara esa noche sin mirarse al espejo. Y, entre otras hierbas, la verbena, recogida entre la transición de la luna y el sol (sin verse ninguno de ellos), asegura tranquilidad económica; siendo esta costumbre el curioso origen de la expresión "irse de verbena", (ver comentario).
.
Autores del s.XX en  las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha
.
- de 1911, Ernesto SABATO, físico, pintor, novelista y ensayista argentino. Recordado en su obituario, un 30 de abril de 2011.
Su visión existencialista —reflejada en las tramas tenebrosas de sus novelas pobladas de personajes extraviados de sus valores morales—, su manera de exponer ideas y conceptos, su facilidad retórica y la sapiencia a la hora de introducirse en la psicología de los individuos, lo erigieron en una de las grandes plumas de su tiempo y de su país.
Su obra narrativa consiste en tres novelas: El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), considerada una de las mejores novelas argentinas del siglo XX, y Abaddón el exterminador (1974). Además, ha escrito ensayos sobre la condición humana: Uno y el Universo (1945), Hombres y engranajes (1951), El escritor y sus fantasmas (1963), Apologías y rechazos(1979), entre otros.
Fue el segundo argentino galardonado con el Premio Miguel de Cervantes (1984), luego de Jorge Luis Borges (1979).

       Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el  proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona. 
      Aunque ni el diablo sabe qué es lo que ha de recordar la gente, ni por qué. En realidad, siempre he pensado que no hay memoria colectiva, lo que quizá sea una forma de defensa de la especie humana. La frase "todo tiempo pasado fue mejor" no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que —felizmente— la gente las echa en el olvido. Desde luego, semejante frase no tiene validez universal; yo, por ejemplo, me caracterizo por recordar preferentemente los hechos malos y, así, casi podría decir que "todo tiempo pasado fue peor", si no fuera porque el presente me parece tan horrible como el pasado; recuerdo tantas calamidades, tantos rostros cínicos y crueles, tantas malas acciones, que la memoria es para mí como la temerosa luz que alumbra un sórdido museo de la vergüenza. ¡Cuántas veces he quedado aplastado durante horas, en un rincón oscuro del taller, después de leer una noticia en la sección policial!. Pero la verdad es que no siempre lo más vergonzoso de la raza humana aparece allí; hasta cierto punto, los criminales son gente más limpia, más inofensiva; esta afirmación no la hago porque yo mismo haya matado a un ser humano: es una honesta y profunda convicción. ¿Un individuo es pernicioso?. Pues se lo liquida y se acabó. Eso es lo que yo llamo una buena acción. Piensen cuánto peor es para la sociedad que ese individuo siga destilando su veneno y que en vez de eliminarlo se quiera contrarrestar su acción recurriendo a anónimos, maledicencia y otras bajezas semejantes. En lo que a mí se refiere, debo confesar que ahora lamento no haber aprovechado mejor el tiempo de mi libertad, liquidando a seis o siete tipos que conozco. (Inicio de "El túnel")

Fallecidos en esta fecha
- de 1959, Alfredo Mario FERREIRO, poeta y periodista uruguayo nacido el 1 de marzo de 1899, escritor perteneciente al movimiento futurista.
Destacan en su producción obras como El hombre que se comió un autobús (subtitulado Poemas con olor a nafta, 1927) y Se ruega no dar la mano (subtitulado Poemas profilácticos a base de imágenes esmeriladas, 1930).
Abandonó tempranamente la creación poética (sus últimos dos poemas publicados aparecieron en 1939) y pasó a colaborar en diversos medios como Mundo Uruguayo y Marcha con artículos humorísticos, crónicas y artículos de opinión, tarea que no abandonó hasta sus últimos días.
EL ÁRBOL TACITURNO 
El árbol tenía un letrero
que solo los pájaros podían leer:
”Se alquilan ramas para nidos”,
decían las letras
que un hombre no habría podido leer.
A pesar del anuncio,
ningún pájaro vino
a hacer su nido
en este árbol, que muere de tristeza,
gacha la cabeza,
al borde del camino.

- de 1974, María LEJÁRRAGA, escritora y activista española, conocida como María Martínez Sierra, seudónimo que adoptó a partir de los apellidos de su marido, Gregorio Martínez Sierra. Recordada en su natalicio, un 28 de diciembre de 1874. sus inquietudes literarias chocaban con la sociedad en que creció, cerrada a la idea de que la mujer se dedicara a las artes y ciencias, por lo que permitió que su marido firmara como suyas obras de las que ella era autora.  Antes de morir Gregorio firmó un escrito en el que reconocía la coautoría de su mujer, pero él reclamaba estos derechos para sí. Incluso se ha reconocido que obras de otros autores, como fue el caso de El pavo real de Eduardo Marquina, fueron también escritas por María Lejárraga y que Marquina contribuyó exclusiva o primordialmente a su versificación.
 Feminista convencida y activa, afiliada al Partido Socialista, estuvo, no obstante, siempre sometida a su marido, en un auténtico estado de explotación, todo por amor.
La obra literaria de María de la O Lejárraga, bajo el nombre de Gregorio Martínez Sierra, es copiosa. Su novela Tú eres la paz, publicada en 1909, constituyó un best-seller. Tú eres la paz, forma parte del trío de novelas largas de la firma Martínez Sierra, con La humilde verdad y El amor catedrático.
El 21 de febrero de 1911 se estrenó en el teatro Lara Canción de cuna. A partir de este éxito, la carrera teatral de la firma Martínez Sierra fue una de las más triunfales.
Amanecer, El arte de amar, La adúltera penitente, Sueños de una noche de agosto, Rosina es frágil, Cada uno y su vida, El corazón ciego, Don Juan de España, Mujer, Mamá, Para hacerse amar locamente, El reino de Dios, La torre de marfil... Al lado de estos títulos hay que destacar numerosos libretos que, en colaboración con los principales músicos y con los escenógrafos más audaces, dieron lugar a piezas escénicas tan memorables como El amor brujo y El corregidor y la molinera, de Falla; Las golondrinas, de Usandizaga o Navidad, de Turina.
En el teatro Eslava se estrenaron o reestrenaron casi todos los títulos importantes de su producción.
Cuando a los 78 años publica en el exilio su autobiografía Gregorio y yo, ya ha pasado para ella mucho dolor y mucha vida.
Dos años más tarde publica Una mujer por caminos de España, que es también un libro biográfico en el que cuenta la campaña electoral, emocionante, en una España hambrienta y desgarrada. La Guerra Civil la obligó al exilio en Argentina, donde falleció.

El palacio escalona tres terrazas sobre el jardín; en la más alta se abren grandes puertas-ventanas, y hay más macetas con más flores; las escalinatas de estas terrazas hay que subirlas lentamente, como en reposo de ociosidad elegante; hechas para que las mujeres y los pavos reales desplieguen sobre la piedra blanca de sus escalones la pompa de sedas policromas, sería gran profanación hollarlas con vulgar apresuramiento .... (Fragmento de "Tú eres la paz")

- de 1982, falleció Miguel Ángel MENÉNDEZ REYES,  escritor, poeta, periodista, diplomático y político mexicano nacido el 11 de enero del 1904.
Periodista y luchador social, defendió la causa agrarista conducida por el presidente Lázaro Cárdenas del Río en el México posrrevolucionario.
Entre su obra en prosa: Hollywood sin Pijamas (1928, entrevistas a actores de la talla, por ejemplo, de Charlie Chaplin), Nayar (Premio Nacional de Literatura, 1940),  y La Industria de la esclavitud (1947, ensayo sobre las condiciones que imperaban entonces en la agroindustria henequenera de Yucatán). 
Les siguen: El Hombre de Yucatán y su horizonte de espinas (1954) , ensayo sobre la miseria del campesino yucateco. Malintzin (1965), ensayo histórico, que examina la vida de la madre del mestizaje mexicano. Yucatán Problema de Patria (1972) , denuncia pública de las condiciones socio-económicas que imperaban en el Estado de Yucatán.
 Su obra poética está compuesta por: “Otro libro, poemas”, 1932; “Canto a la Revolución”, 1933 y “El Rumbo de los Versos”, 1936. También publicó “Ideas y Direcciones Políticas”, 1940, ensayo; “La Industria de la Esclavitud”, 1947; “El hombre de Yucatán y su horizonte de espinas”, 1954; “Homenaje al batallón de San Patricio”, 1961; “Noticia política”, 1962; “Malitzin”, “Populibros La Prensa”, 1964, ensayo; “Vida y muerte de Kennedy”, “Populibros 1964”, “Ensayo y Yucatán, problema de patria”, 1965.

Ese azul del azul de sus ojos
que dispuso la fiesta del iris
en mi clara niñez de bandido!...
Cielo de azul encendido,
-todo el cielo era de sol-.
Sol que llenó de luceros
la troje del corazón.
Corazón de bandolero
en aventuras de amor.
Amor mío: los luceros
me queman el corazón.
¡Ese azul del azul de sus ojos,
que dispuso la fiesta del iris 
en mi clara niñez de bandido!... ("El cielo")

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?