domingo, 3 de julio de 2016

Un 3 de julio...




- de 1883, nació Franz KAFKA, escritor checo de gran relevancia en la literatura universal.
 Su obra está llena de temas y arquetipos sobre la alienación, la brutalidad física y psicológica, los conflictos entre padres e hijos, personajes en aventuras terroríficas, laberintos de burocracia, y transformaciones místicas.
Fue autor de 3 novelas publicadas inconclusas póstumamente: El proceso (Der Prozeß, 1925), El castillo (Das Schloß, 1926) y El desaparecido (Amerika o Der Verschollene, 1927), la novela corta La metamorfosis (Die Verwandlung, 1915) y un gran número de relatos cortos.

- de 1976, en España ―tras el final de la dictadura franquista con la dimisión de Arias Navarro― el rey Juan Carlos nombra a Adolfo Suárez presidente del gobierno, cargo que jurará dos días después.



 - de 1985,  se estrena en Estados Unidos la película Volver al futuro, uno de los filmes más exitosos en la historia del cine. Producida por Steven Spielberg y protagonizada por Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Crispin Glover y Thomas F. Wilson, la trama relata las aventuras de Marty McFly, un adolescente que es enviado accidentalmente de vuelta en el tiempo de 1985, su época, a 1955. Tras alterar los sucesos ocurridos entonces, específicamente aquellos en los que sus padres se conocieron y enamoraron, Marty debe intentar reunir a sus padres de nuevo para asegurar su propia existencia.
El éxito de Back to the Future dio lugar a la producción de una trilogía.

 Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha.


- de 1888, nació Ramón GÓMEZ de la SERNA, escritor español fallecido un 12 de enero de 1963. 
Su vida y obra son una ruptura contra las convenciones, por lo que se ve estrechamente ligado al espíritu y la actuación de las vanguardias, a las que dedicará un libro llamado Ismos.
Destacado por sus "greguerías", género iniciado por él, son un conjunto de chistes, juegos de palabras y apuntes filosóficos en los que encierran una pirueta conceptual o una metáfora insólita.
 Con menos acierto en el teatro, cuenta entre sus novelas y relatos breves con títulos como El chalet de las rosas (1923, análisis de la psicología criminal) y El caballero del hongo gris (1928, descripción del mundo de la vana apariencia y la superficialidad).
Escribió entre otras biografías las de Valle Inclán, Azorín y  un libro de memorias en dos volúmenes, titulado Automoribundia y Nostalgias de Madrid (1955).
  • Por los ojos del caballo se asoma la noche al día.
  • Al caer la estrella se le corre un punto a la media de la noche.
  • Venecia es el sitio en que navegan los violines.
  • Trueno: caída de un baúl por las escaleras del cielo.
  • Carterista: caballero de la mano en el pecho... de otro.
  • El capitalista es un señor que al hablar con vosotros se queda con vuestras cerillas.
  • Era tímido como un perro abajo de un carro.
  • Muelle: rúbrica del acero.
  • El cometa es una estrella a la que se le ha deshecho el moño.
  • La B es el ama de cría del alfabeto.
  • Los tornillos son clavos peinados con la raya al medio. (Muestra de greguerías)

 - de 1947, Ernesto BONDY REYES, escritor hondureño.  Después de treinta años ejerciendo su profesión en el sector privado y organismos internacionales, docente universitario y en diversos cargos públicos ministeriales, durante la última década entra en el mundo de las letras con diversas publicaciones literarias en diarios y revistas nacionales (Faces, Galatea, Vida y El Heraldo).
Es autor de cuatro libros: Tres obras con relatos de realismo mágico, “La Mujer Fea y el Restaurador de Obras” (1999), “Viaje de retorno, hasta Sabina” (2001) y “De ninfas, sabores y desamores” (2003); y la novela de intriga y ficción “Caribe Cocaine” (2006).

 “Con el sombrero calado hasta las cejas, protegiéndose las orejas de las frías patas de las moscas, el capitán Abelardo Martínez se desplazaba nervioso de un lado para otro para eludir las molestias de los insectos y el repugnante olor a sebo humano que traían las oleadas de viento…”(Comienzo de La mitad roja del puente)


- de 1954, Susana ROTKER, escritora y periodista venezolana. Citada en su obituario, un 27 de noviembre del 2000, era profesora de literatura latinoamericana y directora del Rutgers Center for Hemispheric Studies, en Nueva Jersey.
Notable crítica de cine, brilló en su columna La gran ilusión en el diario El Nacional de Caracas.
Entre sus obras:  Isaac Chocron y Elisa Lerner: Los Transgresores de la Literatura Venezolana. Reflexiones sobre la identidad judía (1991), Ensayistas de nuestra América (1994), Ciudadanías del miedo (2000); La invención de la crónica (2005)Bravo Pueblo: Poder, Utopia y Violencia (2005)
 


Leyendo las crónicas de Fabricio Ojeda, Roberto Giusti, Elizabeth Araujo y Régulo Párraga, se ve surgir con fascinación y desconcierto una manifestación tan popular como es­pontánea. Sin líderes ni organizadores, la gente comenzó a tomar las calles en las avenidas Lecuna, Bolívar, Francisco Fajardo; la turba apareció también en la avenida Rómulo Gallegos, en La Urbina, en Catia y El Silencio, en sectores donde vive la «gente bien» como Las Palmas, quemando camiones y cauchos, invadiendo panaderías y supermercados, robando comida. Esa noche del 27 de febrero de 1989 los ruidos de los disparos se oyeron por primera vez en toda la ciudad, y los hospitales y las morgues no daban abasto. 
Se había hecho realidad o, más bien, se había comenzado a hacer realidad, el temor latente que las clases acomodadas siempre han tenido en Caracas: el temor al día en que baje la gente de los cerros pobres que rodean la capital y tomen la ciudad, hartos de su propia miseria. La confusión comenzada el 27 de febrero reinó durante varios días; días inolvida­bles por la desmedida intensidad de la represión militar, por las imágenes de jóvenes son­rientes cargando inmensos pedazos de carne, televisores o muñecos de peluche robados, de mujeres asaltando supermercados, a veces con la ayuda de algún policía solidario. El 27 de febrero de 1989 el tenue hilo que mantenía unido el tejido social -el contrato social rou­sseauniano con ciudadanos conscientes de sus derechos y sobre todo de sus deberes hacia la comunidad- comenzó a despegarse. Aunque los países no cambian de un día para otro, es indudable que ese día marcó un antes y un después para toda la sociedad.
 (Fragmento de Nosotros somos los otros)


Fallecidos en esta fecha
.
- de 2014, Rafael MARTÍNEZ-SIMANCAS, periodista y escritor español nacido el 6 de agosto de 1961.
Como articulista se inició en 1993 en "El Boletín de la tarde" de Madrid, donde periódicamente escribió artículos de opinión. También en 1993 comenzó a escribir para Diario 16 y, una vez desaparecido éste, colaboró con el diario El Mundo, M2 edición de Madrid, donde firmó columna y realizó entrevistas de contraportada.
Además fue columnista de ABC, La Gaceta de Salamanca y publicó columna en Madridiario.com entre 2004 y 2009, colaborando en éste mismo año en la agencia OTR de Europa Press. Escribió en la cabecera del Grupo Vocento a través de la agencia Colpisa.
Fue el último director del periódico gratuito Qué!.
En noviembre de 2011 le diagnosticaron un linfoma y es tratado en el Hospital Universitario La Paz de Madrid. Este mismo año publicó su novela Doce balas de cañón, donde narra uno de los hechos más importantes del Desastre de Annual: la defensa del monte de Igueriben por el capitán Julio Benítez y sus hombres. 
En 2013 escribe un libro titulado Sótano octavo donde narraba sus experiencias en la lucha contra su enfermedad.
Su última aportación literaria aparece en el 2014 con el libro La vida dos veces: Biografía de Víctor Martínez-Simancas García, donde a modo de epílogo escribió una semblanza sobre su padre.

Hay un anuncio que ni se lo plantea, directamente responde que si: todos nuestros sueños son caros, (y algunos horteras). Cada cuál responda si necesita un yate para ser feliz o se apaña con unos buenos amigos con los que tomar unas cañas de vez en cuando.
Lo que me sorprende son los sueños colectivos que arrastran y desmontan pasiones, por ejemplo el fútbol donde no pasar a la siguiente fase parece una tragedia nacional que merece terapia para todos y que nos va a costar durante un tiempo haber sido apeados por Holanda. ¿También el fútbol es un sueño caro? ¿Tanta importancia se le da al llamado deporte rey?, ¿Viviremos esta derrota mundialista como una traición del destino?, ¿No es mucho exagerar? Se podría pensar que o salimos a la calle con la camiseta roja o nuestras vidas no tienen sentido.
En fútbol, como en la vida, como en los sueños parece que no aceptamos asuntos baratos y perder es una realidad que nos humaniza. De hecho deberíamos aprender a que será muy difícil tener un velero, un avión privado, una isla en Bahamas o dos butacas fijas en la Ópera de Berlín. Y puede que fuéramos más felices porque no hace falta marearse en el avión, para eso vale cualquier línea comercial, es mas hermoso recorrer mundo que ocultarse en una isla, es más divertido tomar unas cañas con los amigos que la Ópera de Berlín, casi seguro.
(Fragmento de Sueños caros, 25 de junio 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?