miércoles, 28 de septiembre de 2016

Un 28 de septiembre...

se conmemoran el  Día internacional del DONANTE DE MÉDULA ÓSEA, el del SÍNDROME DE ARNOLD CHIARI y el DÍA MUNDIAL DE LA RABIA.
.
 - el Día Internacional del DONANTE DE MÉDULA ÓSEA , un gesto tan sencillo como la donación de sangre por el que se pueden salvar vidas en enfermedades de la sangre principalmente (leucemias, linfomas, aplasia medular, mielomas, etc…). Para algunos pacientes que sufren esta clase de patologías, es posible alcanzar la curación con medicación específica más un “trasplante de células madre sanguíneas”, lo que se conoce en términos generales como trasplante de médula ósea. Si bien es cierto que determinadas enfermedades admiten el llamado “autotrasplante”, es decir, el paciente puede ser trasplantado con sus propias células madre tras un adecuado tratamiento, en muchos otros casos será necesario realizar un trasplante con médula sana procedente de un donante. Las posibilidades de encontrar el donante idóneo dentro de la familia son de un 30%, por eso, en la mayoría de las ocasiones (70% de los casos) es preciso recurrir a la búsqueda del donante adecuado fuera del ámbito familiar. Es lo que se conoce como donante no emparentado. Por otro lado, puesto que las células madre de la sangre también se encuentran en la sangre del cordón umbilical, el trasplante de sangre de cordón umbilical (SCU) es una opción terapéutica con una trascendencia cada vez mayor.

DÍA MUNDIAL DE LA RABIA, por el aniversario del fallecimiento de Louis Pasteur, quien desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad.
 Cada año mueren aproximadamente 55 mil personas por esa causa, lo cual es sinónimo de un fallecimiento cada 10 minutos. Toda vez que una persona es mordida por un animal posiblemente enfermo es necesario vacunarla para prevenir la enfermedad.
La forma de transmisión más común y frecuente es mediante mordedura de animales infectados.
.
- el Día Internacional del SÍNDROME DE ARNOLD CHIARI, enfermedad caracterizada por el descenso de una parte del cerebelo y en ocasiones de casi su totalidad por el agujero occipital mayor (Foramen magno), comprimiendo así el tronco encefálico, pudiendo ser acompañado o no de un aumento de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo (hidrocefalia). Su único tratamiento es por medio de operaciones muy especializadas que aseguran una mejoría de los pacientes de un 80 a un 90% de los casos.
Asociación: http://www.arnoldchiari.es/index.php/patologia/chiari-i  

También se recuerda el Día de Acción Global por el acceso al aborto legal y seguro.
 Se esté en favor o en contra, es indudable la exigencia de control y buenas prácticas para quien decide terminar un embarazo antes de que nazca un niño no deseado, condenado ya antes de nacer.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
http://mariannavarro.net
http://youtube.com/user/academiamarian
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
 
Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1882, EUGENIO D'ORS, escritor, ensayista, periodista, filósofo y crítico de arte español, con obituario hace tres días (25 de septiembre de 1954) fue el impulsor del movimiento conocido como Novecentismo.
 Durante la segunda mitad de 1904 y la primera de 1905, comenzó a desear una regeneración artística de Cataluña, y así, si bien frecuentaba las tertulias del café barcelonés de Els Quatre Gats, a las que asistían artistas de la talla de Picasso, su profunda sintonía con los planteamientos estéticos del arte clásico de Grecia y Roma le hizo romper con el Modernismo principalmente por el rechazo del individualismo y el naturalismo de la estética modernista, así como del sentimentalismo y la espontaneidad en la creación artística y la esterilidad del tradicionalismo catalanista anclado en el ruralismo y el folclore. 
 Desde 1906, la actividad de Eugenio d'Ors en los medios culturales barceloneses cuajó y encontró su mejor altavoz en el Glosari. Las glosas son unos breves comentarios diarios en la prensa, al hilo de la actualidad, pero con una inusitada hondura reflexiva. En ellas aspiraba a auscultar lo que d'Ors denominaba "las palpitaciones de los tiempos" para catalizar los afanes de renovación cultural y social que advertía en la Cataluña de su tiempo. Eran parte de su misión educativa para la reforma moral de Cataluña. 
Miembro de la Real Academia de la Lengua y de la de Bellas Artes de San Fernando,  también se le atribuye poesía (De la ermita al Finisterre) y teatro (Guillermo Tell, 1926. El nou Prometeu encadenat, 1966).

M. Herriot ha dicho en Londres: «Hemos realizado el primer acto de paz.»
Palabra admirable, en la exactitud y en la fuerza. Al acuerdo de Londres podrá oponérsele, de una parte o de otra, tal o cual reparo. Nunca serán reparos del género de los que ha habido que amontonar contra el Tratado de Versalles.
El Tratado de Versalles era todavía un acto de guerra. Esto de ahora, no.
Una colonia escolar alemana, un grupo de ciento cincuenta niños, ha llegado hace pocos días a París, para pasar en París, las vacaciones... Ya no les ha detenido, esta vez, ni el Marne ni el Recelo.
El primer acto de paz cumplido por los representantes de los Gobiernos de Europa tenía ya preparado, en el corazón de los pueblos de Europa, el acompañamiento de una música de paz.
Probablemente –a mayor profundidad que cualquier cuestión de detalle– era esto precisamente lo que al Tratado de Versalles le faltaba: la rúbrica de ciento cincuenta niños. (Glosas)

- de 1941, MANU LEGUINECHE, periodista y escritor español.
Destacado reportero, tuvo ocasión de presenciar y transmitir algunas de las crisis y conflictos bélicos más desgarradores del siglo XX. Inició su trayectoria profesional en el semanario Gran Vía de Bilbao. Con posterioridad, trabajó como corresponsal y enviado especial en el diario El Norte de Castilla -siendo su director Miguel Delibes-, así como en Televisión Española. Fundó las agencias de noticias Colpisa y Fax Press y es autor de numerosos libros.
 Sus experiencias abarcaron desde la revolución de Argelia, en 1961, hasta la guerra entre India y Pakistán (1965), Guerra de Vietnam, Líbano, Afganistán, Bangladés o la Nicaragua sandinista en 1978. Falleció el 22 de enero de 2014.
Algunas obras: Díez-Alegría: jesuita prohibido (1973), Portugal: la revolución rota (1975), El Estado del golpe (1982), La destrucción de Gandhi (1983), En el nombre de Dios: el Islam militante, los árabes, las guerras del Golfo (1992), 25 años de escopeta y pluma (1995) (coescrito con Miguel Delibes y Néstor Luján), Athletic 100, conversaciones en La Catedral (1998) (junto con Patxo Unzueta y Santiago Segurola), Yo te diré: la verdadera historia de los últimos de Filipinas (1999), Recordad Manhattan: el 11 de septiembre, Afganistán, la guerra (2001), El club de los faltos de cariño (2007, Premio Euskadi 2008).
Yo tenía poco más de veinte años y toda la vida por delante cuando en el verano de 1964 mi amigo Willy Mettler me habló por primera vez de una vuelta al mundo en coche para batir el récord mundial de distancia , sin repeticiones, con tres periodistas norteamericanos y él mismo como fotógrafo de la expedición.
Estaba yo hasta más arriba del gorro de aquella atmósfera opresiva de la Universidad y de las tediosas clases de filosofía y letras, especialidad de filología italiana. Era el momento de dejarlo todo. Una revista semanal a punto de salir se interesaba por mis reportajes alrededor del mundo. Ganaba 3000 pesetas mensuales como redactor de una agencia de prensa y malvivía en una pensión del barrio de Argüelles. Unos años atrás había colgado la carrera de  derecho por el periodismo activo y los vagabundeos a través de Europa. Nada me unía de manera sólida a Madrid, ni siquiera una Penélope que tejiera su lienzo a la espera de mi regreso. Necesitaba oxígeno, una cura psicoanalítica en forma de viaje, sensaciones nuevas, abandonar mi piel y mudarla como una serpiente. O sea, una evasión rápida de aquel mundo concéntrico, más allá de las columnas de Hércules. Y qué digo, no sólo la huida por la huida. Existía la tentación al vuelo metafísico, la afición al riesgo, esa curiosidad de viajar que llevamos dentro desde nuestras primeras exploraciones infantiles. Y si el viaje comporta incertidumbre , ruptura total con lo conocido, mejor que mejor. Las ciudades en que vivimos cada vez se parecen más unas a otras. Es hora de partir a la búsqueda ancestral del paraíso perdido. 
(Fragmento del prólogo a 'El camino más corto')
.
- de 1941, PERIDIS, seudónimo del arquitecto, dibujante, humorista y periodista español José María Pérez González.
Colabora en distintos medios informativos, especialmente en el diario El País, siendo autor de viñetas de tinte político con las que comenta y analiza la actualidad española.
Parte de su obra se ha publicado en libros como Los animalillos políticos de la transición de Peridis (1977), De la Constitución al golpe (1981), Seis años para el cambio (1977-82), Confianza y sin fianza (1995), Sin complejos (1995-2004) , Dios mío, que he hecho yo para merecer esto (2013).
Ha publicado su biografía Memorias con Arte. Peridis (2006) y en los últimos años su obra Esperando al rey ha sido galardonada con el Premio Alfonso X el Sabio de novela histórica 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?