lunes, 16 de enero de 2017

Un 16 de enero...



se cumple en el 2017 el tercer lunes de enero, el día más triste del año según un estudio de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido. El tercer lunes de enero es conocido como Blue Day, el día más deprimente del año y sus causas parecen claras: el clima, la frustración por no haber conseguido los propósitos de año nuevo y el exceso de gasto en las fechas navideñas.
El psicólogo inglés Cliff Arnal fue el encargado de investigar esta cuestión en el 2005 y ahora, su Blue Day es tendencia mundial en Twitter y se comenta en todas las redes sociales.

- de 1605, se publica en Madrid (España) la primera edición de El ingenioso hidalgo don Quixote de La Mancha.
De la edición primera, finales de 1604, para Valladolid, se encargó don Francisco de Robles, «librero del Rey nuestro Señor», que invirtió en ella entre siete y ocho mil reales, de los cuales una quinta parte correspondía al pago del autor.
Robles encargó la impresión de esta primera parte a la casa de Juan de la Cuesta, una de las imprentas que habían permanecido en Madrid después del traslado de la Corte a Valladolid, que terminó el trabajo el 1 de diciembre, muy rápidamente para las condiciones de la época y con una calidad bastante mediocre, en una edición llena de erratas. Luego se publicó la de Madrid, por lo que en realidad hay dos ediciones autorizadas en 1605 cuya diferencia más importante fue el robo del rucio de Sancho. Hubo, además, dos ediciones pirata en Lisboa.
Capítulo 1: https://www.youtube.com/watch?v=90UTdKabR2I

 
Hay una teoría acerca de que existió antes una novela más corta, en el estilo de sus futuras Novelas ejemplares. Ese escrito, si es que lo hubo, está perdido, pero hay muchos testimonios de que la historia de don Quijote, sin entenderse exactamente a qué se refiere o la forma en que la noticia circulara, fue conocida en círculos literarios antes de la primera edición (cuya impresión se acabó en diciembre de 1604). Por ejemplo, el toledano Ibrahim Taybilí, de nombre cristiano Juan Pérez, que fuera el escritor morisco más conocido entre los establecidos en Túnez tras la expulsión general de 1609-1612, narró una visita en 1604 a una librería en Alcalá en donde adquirió las Epístolas familiares y el Relox de Príncipes de Fray Antonio de Guevara y la Historia imperial y cesárea de Pedro Mexía. En ese mismo pasaje se burla de los libros de caballerías de moda y cita como obra conocida el Quijote. Eso le permitió a Jaime Oliver Asín añadir un dato a favor de la posible existencia de una discutida edición anterior a la de 1605. Tal hipótesis ha sido desmentida por Francisco Rico.
Pero sí ofrece bastante credibilidad el que Cervantes conociera el Entremés de los romances, en que el protagonista labrador enloquece por la lectura, pero de romances. El labrador abandonó a su mujer, y se echó a los caminos, como hizo don Quijote, y de hecho el caballero recita romances en la menor ocasión, pero no hay acuerdo en las fechas, por lo que no puede datarse cuál fue anterior al otro.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y ayuda en trabajos universitarios.
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha


- de 1897, Carlos PELLICER, escritor y poeta mexicano fallecido un 16 de febrero de 1977.
José Vasconcelos Calderón, rector de la Universidad Nacional, le dio trabajo en la Universidad, primero como escribiente y después como oficial.  Nuestro autor ya nunca dejaría el vasconcelismo... Convoca a los jóvenes a participar apasionadamente en su proyecto educativo, que pretendía emular la hazaña de primeros evangelizadores.
Los nuevos misioneros tenían la tarea de erradicar el analfabetismo de todos los rincones del país. Para este propósito formó grupos de voluntarios, que se lanzaron a las vecindades a dar clases. Carlos Pellicer y Daniel Cosío Villegas emplearon los sábados y domingos para llevar a cabo la tarea de "evangelizar" en materia de letras a los vecinos.
 La transformación educativa iniciada por Vasconcelos tuvo frutos: En 1921, cuando había tomado a su cargo la Secretaría de Educación Publica, sólo había 8 171 escuelas, 17 206 maestros y 679 897 alumnos, con un presupuesto de 2 218 000 pesos. En 1924 dejó un presupuesto de 52 363 000 pesos y también 13 487 escuelas, 26 065 maestros y 1 049 539 alumnos.
Como poeta, perteneció a una generación de intelectuales mexicanos que adoptaron el nombre de Los contemporáneos. Corresponde a éstos haber aportado, desde Latinoamérica, un estilo literario de vanguardia.
Carlos Pellicer es el primer poeta realmente moderno que se da en México. No se rebela contra el modernismo: lo incorpora a la vanguardia, toma de ésta y otras corrientes aquello útil para decir lo que quiere decir.
Entre sus obras:
Material poético 1918-1961, Dos poemas, Con palabras y fuego (1962). Teotihuacan y 13 de agosto: ruina de Tenochtitlán (1965). Bolívar, ensayo de biografía popular (1966). Noticias sobre Nezahualcóyotl y algunos sentimientos (1972). Cuerdas, percusión y alientos (1976).

Esta barca sin remos es la mía.
Al viento, al viento, al viento solamente
le ha entregado su rumbo, su indolente
desolación de estéril lejanía.
Todo ha perdido ya su jerarquía.
Estoy lleno de nada y bajo el puente
tan sólo el lodazal, la malviviente
ruina del agua y de su platería.
Todos se van o vienen. Yo me quedo
a lo que dé el perder valor y miedo.
¡Al viento, al viento, a lo que el viento quiera!
Un mar sin honra y sin piratería,
excelsitudes de un azul cualquiera
y esta barca sin remos que es la mía. ('
Esta barca sin remos es la mía...' y otros poemas)

- de 1977, JAVIER GIMENO, escritor español novel.
Así se presenta en su cuenta de twitter, https://twitter.com/gimenoconge : "Padre de los proximos Gasol. Hasta que crezcan intento ser escritorcillo Mi primera novela All In la puedes adquirir en amazon.es" (versión Kindle, por 0,99 €).
Y dice en la Asociación de Escritores de Madrid: "Soy diplomado en biblioteconomía y documentación, aunque laboralmente no ejerzo en nada parecido, trabajo en el metro de Madrid, y a mis 38 años  tengo dos hijos pequeños, tanto la familia como el trabajo me quitan tiempo para mi gran pasión que es escribir. Ademas de la escritura me gusta leer y practicar deporte.
En tiempos de instituto pretendía ser poeta, gané algún premio pero lo dejé. Hace relativamente poco he empezado a escribir relatos cortos y he participado en algún certamen, incluso ganando algún premio que otro, motivo por el cual me decidí a escribir algo más largo".
Actualmente promociona su novela y confiesa estar escribiendo dos más. Ha sido entrevistado en GetafeRadio con ocasión del Festival Getafe Negro. Le deseamos toda la suerte.

Nora pertenecía a la clase de mujeres que es difícil ver por la calle, a no ser en la portada de alguna revista en un quiosco. Con su cara lavada, sin pendientes ni ninguna otra joya sobre su piel y con el pelo recogido con una cinta color granate, caminaba de un lado a otro de su casa, inquieta. Las plantas de sus pies descalzos se deslizaban sobre la tarima flotante color haya, trasladando su esbelta figura como si apenas tocara el suelo. Giraba sin cesar el teléfono inalámbrico entre las manos. Su respiración se comenzaba a agitar poco a poco; llevaba marcando el número de su marido casi dos horas y la locución que le indicaba que el número que marcaba estaba apagado o fuera de servicio la estaba enloqueciendo. En otras ocasiones ya había ocurrido lo mismo: él no llegaba y ella se impacientaba por no saber nada de su esposo. Nunca podía dormir hasta que él aparecía en casa y sentía su cuerpo acoplarse al suyo entre las sábanas y notaba el aroma de su sudor penetrar por sus fosas nasales, albergando en sus corvas las rodillas de su marido y por fin descansaba.
 (Primeras líneas de 'All in')

 Fallecieron en esta fecha

- de  1982, Ramón J. SENDER, escritor español. Citado en la fecha de su nacimiento, un 3 de febrero de 1901.
Acabado el bachillerato, en 1918 (con diecisiete años) se trasladó a Madrid. Enemistado con su padre, solo y sin dinero, tuvo que dormir al raso en un banco del Retiro durante tres meses, lavándose en las fuentes y duchándose en las duchas del Ateneo, adonde iba diariamente a leer y escribir.
Se inició en la literatura a esa edad, elaborando artículos y cuentos que publicaba bajo seudónimo en El Imparcial, El País, España Nueva y La Tribuna, en el que apareció su primer trabajo, el cuento "Las brujas del compromiso".
Su padre le obligó legalmente a volver a casa, puesto que era menor de edad, y ya en Huesca dirigió un diario, La Tierra, bajo la protección de un amigo abogado, que figuraba como director.
 Al cumplir los 21 años (1922) tuvo que ingresar en el ejército, donde pasó de soldado a alférez de complemento en la Guerra de Marruecos entre 1922 y 1924. Ingresó en la redacción del prestigioso diario El Sol como redactor y corrector desde 1924 a 1930.
En estas fechas era ya un periodista muy cotizado y de sus novelas, especialmente Imán, basada en la guerra de Marruecos, y traducida a varias lenguas, se hacían grandes tiradas. Colaboró además en los periódicos libertarios Solidaridad Obrera (de la Confederación Nacional del Trabajo) y La Libertad y seguía militando en el anarquismo, de forma que fue a parar a la Cárcel Modelo de Madrid en 1927 a los 26 años por sus actividades contra el general Primo de Rivera.
Al desatarse la Guerra Civil, su mujer e hijos fueron a Zamora con la familia de ella, muy conservadora, mientras él se unió al frente republicano. Su mujer fue fusilada y el autor consiguió reunirse con sus hijos en Bayona, por intervención de la Cruz Roja Internacional.
El gobierno republicano lo envió a Estados Unidos a dar una serie de conferencias en universidades y otros centros para presentar la causa de la República. Luego se le encargó la fundación en París de una revista de propaganda de guerra titulada La Voz de Madrid y ya no regresó.
Sólo cuando Barcelona cayó en poder de Franco decidió exiliarse con sus hijos a México.
Regresó a España cuando le concedieron el Premio Planeta por En la vida de Ignacio Morell (1969).
Destacamos entre sus obras:  Imán (1930), Míster Witt en el cantón (1935), Crónica del alba (1942-1966). Trilogía: I - Crónica del alba. Hipógrifo violento. La «Quinta Julieta». II - El mancebo y los héroes. La onza de oro. Los niveles del existir. III - Los términos del presagio. La orilla donde los locos sonríen. La vida comienza ahora. El verdugo afable (1952), Mosén Millán (1953) (Después renombrada como Réquiem por un campesino español en 1960). La tesis de Nancy (1962), [a la que siguieron Nancy, doctora en gitanería (1974), Nancy y el Bato loco (1974), Gloria y vejamen de Nancy (1977) y Epílogo a Nancy: bajo el signo de Taurus, (1979)]. En la vida de Ignacio Morell (1969). Túpac Amaru (1973). Por qué no se suicidan las ballenas (1979). La Cisterna de Chichen Itzá (1981).

El cura esperaba sentado en un sillón con la cabeza inclinada sobre la casulla de los oficios de réquiem. La sacristía olía a incienso. En un rincón había un fajo de ramitas de olivo de las que habían sobrado el Domingo de Ramos. Las hojas estaban muy secas, y parecían de metal. Al pasar cerca, mosén Millán evitaba rozarlas porque se desprendían y caían al suelo. Iba y venía el monaguillo con su roquete blanco. La sacristía tenía dos ventanas que daban al pequeño huerto de la abadía. Llegaban del otro lado de los cristales rumores humildes. Alguien barría furiosamente, y se oía la escoba seca contra las piedras, y una voz que llamaba: -María... Marieta... Cerca de la ventana entreabierta un saltamontes atrapado entre las ramitas de un arbusto trataba de escapar, y se agitaba desesperadamente. Más lejos, hacia la plaza, relinchaba un potro. «Ése debe ser -pensó mosén Millán- el potro de Paco el del Molino, que anda, como siempre, suelto por el pueblo.» El cura seguía pensando que aquel potro, por las calles, era una alusión constante a Paco y al recuerdo de su desdicha. Con los codos en los brazos del sillón y las manos cruzadas sobre la casulla negra bordada de oro, seguía rezando. Cincuenta y un años repitiendo aquellas oraciones habían creado un automatismo que le permitía poner el pensamiento en otra parte sin dejar de rezar. Y su imaginación vagaba por el pueblo. Esperaba que los parientes del difunto acudirían. Estaba seguro de que irían -no podían menos- tratándose de una misa de réquiem, aunque la decía sin que nadie se la hubiera encargado. También esperaba mosén Millán que fueran los amigos del difunto. Pero esto hacía dudar al cura. Casi toda la aldea había sido amiga de Paco, menos las dos familias más pudientes: don Valeriano y don Gumersindo. La tercera familia rica, la del señor Cástulo Pérez, no era ni amiga ni enemiga. (Inicio de 'Réquiem por un campesino español')

- de 1987, María Dhialma TIBERTI, escritora argentina citada en la fecha de su nacimiento, un 25 de octubre. Fue miembro fundador, y vocal titular, en 1956, de la filial platense de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y de varias instituciones culturales y sociales. Hacia 1950, fue miembro de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares y ejerció un especial patronato intelectual como madrina (benefactora) y socia honoraria de otras Bibliotecas. También fue miembro activo del Consejo Femenino de la Asociación Interamericana de Escritores.
Como escritora, recibió numerosas menciones honoríficas y premios literarios, entre ellos el del Consejo del Escritor por el cuento Niña en la ventana. Heredera de la tradición literaria de Norah Lange, de tendencia ultramodernista, en los escritos de Tiberti predomina el elemento plástico y el movimiento de las imágenes regidas por el adjetivo siempre parco, como en su famoso poema Y la nostalgia.
Entre sus obras poéticas: Cielo Recto (1947), Tierra de amapolas (1949), Las sombras amarillas (1949). Y en prosa: Los Títeres (teatro, 1948), Estimado señor Gris (novela, 1967).

 Yo inventé el tiempo 
para decir tu nombre.
Porque mi voz lo quiso,
hubo violetas en verano
y glicinas en otoño.
Fui quien modeló el espacio
para dar cabida a tu sombra.
Y porque mis ojos lo pidieron
el cielo cambió de tono.
Indudablemente,
soy la dueña de todo.
 ("Soy", en Tierra de amapolas, 1948).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?