domingo, 29 de enero de 2017

Un 29 de enero...

de 1996, en Francia, el presidente Jacques Chirac anuncia un «fin definitivo» de las PRUEBAS NUCLEARES. Ensayos nucleares y pruebas que han venido haciendo un gran daño al planeta.
Estados Unidos ha realizado, entre el 16 de julio de 1945 y el 23 de septiembre de 1992, un total de 1054 pruebas nucleares y dos ataques nucleares contra Japón. La mayor parte tuvo lugar en el Emplazamiento de Pruebas de Nevada y en las Islas Marshall, así como en otros diez lugares, entre los que se encuentran Alaska, Colorado, Mississipi y Nuevo México.
La Unión Soviética realizó entre 715 y 969 detonaciones, la mayor parte en Semipalatinsk y en Novaya Zemlya, además de otros sitios en Rusia, Kazajistán, Turkmenistán y Ucrania.
Francia ha efectuado 210 detonaciones, principalmente en Reggane y Ekker en Argelia, y en Fangataufa y Mururoa en la Polinesia francesa.
Gran Bretaña realizó 45 explosiones nucleares (21 en territorio australiano, incluyendo nueve en el sur de Australia, en Maralinga y Emu Field, además de detonaciones realizadas conjuntamente con Estados Unidos).
China realizó 45 detonaciones (23 atmosféricas y 22 subterráneas, todas ellas efectuadas en Lop Nur, en Malan, Xinjiang).
Corea del Norte supuestamente ha realizado 2 pruebas subterráneas en su territorio nacional.
India ha efectuado 5 o 6 detonaciones, en Pokhran.
Pakistán, realizó entre 3 y 6 detonaciones, en Chagai Hills.
La Conferencia de Desarme comenzó sus negociaciones sustantivas sobre un tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares en enero de 1994 en el marco de un comité especial establecido para tal fin. A pesar de que la Conferencia se dedica desde hace tiempo a la prohibición completa de los ensayos, no fue hasta 1982 cuando estableció un órgano subsidiario a tal efecto. El desacuerdo acerca del mandato de dicho órgano impidió durante años que se realizaran avances tangibles.
El 10 de septiembre de 1995, la Asamblea General, en virtud de la resolución (A/RES/50/245) adoptó el Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares y solicitó al Secretario General de las Naciones Unidas, en calidad de Depositario del Tratado, que lo abriera a la firma con la mayor brevedad. El Tratado quedó abierto a la firma para 44 países en septiembre de 1996. (Fuente)
A pesar de ello, se sabe que han seguido las pruebas nucleares en Corea, por ejemplo, que en 2013 y aun en el mismo 6 de enero del 2016, ha desafiado a la comunidad internacional.

En esta fecha (en realidad, siempre en el último domingo de enero de cada año) se conmemora el día mundial contra la LEPRA.  Tras visitar por motivos laborales la leprosería de Costa de Marfil, las movilizaciones y manifestaciones promovidas por Raoul Follereau (periodista francés) en favor de los enfermos de lepra, lograron que el 31 de enero 1954 se celebrara oficialmente el primer “Día Mundial de la contra la Lepra”. Su objetivo era sensibilizar sobre la existencia de esta enfermedad y alejar la imagen negativa que se tenía de los afectados.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que el diagnóstico precoz y el inicio temprano del tratamiento mediante poliquimioterapia es la mejor estrategia para eliminar la enfermedad como problema de salud.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
http://mariannavarro.net . Apoyo escolar. Trabajos Universitarios. Letras. ELE.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha
.
- de 1867,  Vicente BLASCO IBÁÑEZ, escritor español fallecido tal día como ayer, 28 de enero, de 1928.
 Gran novelista, periodista y político español, injustamente olvidado en el franquismo por sus ideas revolucionarias. 
Cuando el pretendiente carlista, el marqués de Cerralbo, llega a Valencia en 1890, Blasco lanza un llamamiento a los republicanos para que boicoteen la visita. Es acusado de injurias al poder público y tiene que huir vestido de pescador. Finalmente llega a París, donde pasará el invierno de 1890 al 1891. Escribe crónicas de lo que ve para algunos periódicos y comienza su etapa periodística. 
En su actividad política, caracterizada por su oposición a la monarquía y por sus ideales republicanos, fue clave el periódico El Pueblo, que fundó en noviembre de 1894. En él escribió cerca de mil artículos, e incontables gacetillas o crónicas sin firma. Su originalidad estribaba, además de en su precio -la mitad que el resto de la prensa valenciana-, en sus titulares, en los folletines que escribía el propio Blasco en los que los lectores de las clases populares se reconocían y que se confundían con la historia política y social que el periódico contaba día a día de forma no menos folletinesca, y en "su estilo desenfadado en el que se iban mezclando, con hábil dosificación, el melodrama, la comicidad y la pedagogía".
 Autor de grandes novelas, como la extraordinaria “Los cuatro jinetes del Apocalipsis” (1916, sobre los inicios y desarrollo de la 2ª Guerra Mundial; llevada al cine), y otras como: “La araña negra”, 1892, “Sangre y arena”, 1908, "Cañas y barro", 1902, o “La barraca”, 1898 (en las que se basaron las estupendas series homónimas de TVE). 
Ver 'Cañas y barro'www.rtve.es/television/canas-barro/ 

- de 1920, José Luis de VILALLONGA, aristócrata, escritor y actor español, citado un 30 de agosto, fecha de su fallecimiento en el 2007.
Como escritor es dueño de una prosa elegante en castellano y francés; destaca por ser un gran y ameno contador de historias y anécdotas.
Acaso su mejor obra la constituyen los cuatro volúmenes de su autobiografía, que tituló Memorias no autorizadas y destaca por su franqueza -aun dentro de su tremenda subjetividad-, y la abundancia y variedad de anécdotas.
Otras obras: Las Ramblas acaban en el mar, en francés (Les Ramblas finissent à la mer, 1953), que le supuso el veto franquista por el que no pudo regresar a España durante largo tiempo, así como la biografía autorizada del rey, publicada en 1991.

Hoy empiezo una nueva libreta negra de las llamadas «de la abue­la». Para los que no hayan leído 'La cruda y tierna verdad', el primer lomo de mis memorias no autorizadas, les diré que un día, siendo yo todavía muy jovencito, mi abuela Dolores me regaló una libreta negra de hule y me dijo: «A usted, que un día acabará siendo un escritor — mi abuela me llamaba siempre de usted por razones que ya he explicado anteriormente— , le será muy práctico anotar en unas libretas como ésta todo lo que de interesante le haya ocurrido durante el día. No pretendo que escriba usted un diario, eso es cosa de mujeres, pero sí que tome notas que apuntalen su memoria cuando un día le falle, que, no lo dude, le fallará. Tome nota sobre todo de los nombres de las personas a las que haya oído decir algo inteligente.
No olvidar esos nombres es importante porque llega un momento en que, con la edad, muchos nombres se olvidan y sólo se recuerdan los de los imbéciles que son desgraciadamente los que más impresionan.
Anote también los nombres de sus muertos porque éstos sólo mue­ren de verdad cuando nos olvidamos de ellos».
(Fragmento de 'La rosa, la corona y el marqués rojo')

- de  1921, Jaime DÁVALOS, poeta y músico argentino. Citado un 3 de diciembre, data de su defunción en el 1981.
 Viajero incansable, recorrió el territorio argentino íntegramente, en contacto con la tierra y sus gentes, experiencias que luego transformaría en poemas, cantos o relatos. Trabajó también como ceramista y como titiritero.
Entre sus últimas obras:
 Solalto (1960)Canciones de Jaime Dávalos (1962);  La estrella (1967);  Cantos rodados (1974);  Cancionero (1980) y  Coplas al vino (1987).
Muchas de sus composiciones fueron recopiladas en 1962 en Canciones de Jaime Dávalos.
,
Recitado:
Grabé tu nombre y el mío en las arenas del mar,
y un juramento, que nunca me atrevería a jurar;
el viento, como el olvido, la arenita se llevó,
y ahora se ha vuelto arena, lo que juramos tú y yo.
No le prometas a nadie que nunca lo olvidarás,
porque el amor es eterno, y nuestra vida fugaz...”
Cantado:
Yo nunca te he de olvidar,
en la arena me escribías.
El viento lo fue borrando
y estoy más solo mirando el mar.
¡Qué lindo cuando una vez,
bajo el sol del mediodía,
se abrió tu boca en el beso,
como un damasco lleno de miel!
Herida la de tu boca,
que lastima sin dolor.
No tengo miedo al invierno
con tu recuerdo lleno de sol.
Quisiera volverte a ver,
sonreir frente a la espuma:
tu pelo suelto en el viento,
como un torrente de trigo y luz.
Yo sé que no vuelve más
el verano en que me amabas;
que es ancho y negro el olvido
y entra el otoño en el corazón
Herida la de tu boca,
que lastima sin dolor.
No tengo miedo al invierno,
con tu recuerdo lleno de sol. ('Tonada del viejo amor').


- de 1957, Elia BARCELÓ, (@elia_barcelo) escritora española de ciencia-ficción, terror y literatura juvenil.
Desde 1981 reside en Austria, donde es profesora de literatura hispánica.
Se la considera una de las escritoras más importantes, en lengua castellana, del género de la ciencia-ficción, junto con la argentina Angélica Gorodischer y la cubana Daína Chaviano. Las tres forman la llamada "trinidad femenina de la ciencia-ficción en Hispanoamérica".
Desde 1997 escribe también literatura juvenil.
Entre  sus últimas publicaciones: Caballeros de Malta (2007). Las largas sombras (2009). Anima mundi (2013). Por ti daré mi vida (2015). La Maga y otros cuentos crueles (2015).

La luz era gris, uniforme, una luz que caía del cielo y se expandía sin crear sombras por el paisaje, como en el interior de una bola de cristal. Bajo esa luz difusa y blanda, el agua del lago tenía una cualidad cremosa, mercurial, como si se pudiera caminar sobre su superficie lisa y quieta hundiéndose quizá hasta los tobillos primero, naufragando después lenta, muy lentamente hacia mitad del lago sin rizar su espejo, sin levantar una onda, sin un susurro; hundirse lentamente con los ojos fijos en la mole gris de la escarpadura, en las ruinas grises del pueblo abandonado, hasta que los ojos se llenaran de lago quieto y espeso, y la nariz y la garganta y los pulmones quedaran anegados, grises, en calma. Y la sangre se volviera de plata. 
Se levantó un vientecillo fresco que rizó el agua del lago y rompió su perfección de acuarela antigua. Un viento que hizo crujir las ramas desnudas y danzar el polvo ante sus ojos, un ruido seco en los oídos que puso medida al silencio.
 «He llegado», se dijo. «Si hay algún lugar como el que busco, es éste el lugar.» (Fragmento inicial de 'El Contrincante. Para jugar, Dios necesita un adversario')..
.
- de 1965, Beatriz VIGNOLI, (@beatrizvignoli), escritora, novelista, poetisa, periodista, traductora y crítica de arte argentina.
En los años ochenta colaboró en revistas «subterráneas (underground)» de Rosario y Buenos Aires (como Umbral Cultural, dirigida por Gerardo Diego Sofía).
Entre 1992 y 1997 impulsó una serie de lecturas de poesía y narrativa de un grupo de escritores jóvenes de Rosario, núcleo de lo que luego serían las revistas Ciudad Gótica y Viajeros de la Underwood.
Entre 1993 y 1995 fue crítica de arte y espectáculos del diario Buenos Aires Herald (de Buenos Aires), en idioma inglés.
Entre 1991 y 1998 colaboró en las secciones «Cultura» y «Contratapa» del suplemento Rosario/12 del diario Página/12, donde colabora de nuevo desde el año 2000.
Entre sus últimas obras:  Itaca (poesía, 2004).  Reality (novela, 2004). Soliloquios (poesía, 2007). Nadie sabe adónde va la noche (novela corta, 2007). Molinari baila (novela, 2011).

Y la vida era esto:
salir a la vereda el treinta y uno
a las doce, ver cómo un vecino
enciende una bengala.
El brazo en alto, inmerso en la luz ígnea.
Un silencio rosado y expectante,
un fuego inmóvil el mundo.
¿Celebra? ¿Pide ayuda? Nada pasa.
Nada llega. Todo al final se apaga.
Pero aquel brazo en alto, aquella duda.
Aquella intensidad.
('31 de diciembre' y otros poemas)

Fallecieron en esta fecha

- de 1938, Armando PALACIO VALDÉS, escritor español perteneciente al Realismo del siglo XIX. Citado en el aniversario de su nacimiento,  un 4 de octubre de 1853.
Se dio a conocer como novelista con El señorito Octavio (1881), pero ganó la celebridad con Marta y María (1883), ambientada en la ciudad ficticia de Nieva, que en realidad representa a Avilés. En esta época de su evolución literaria suele ambientar sus novelas en Asturias. Así ocurre también con El idilio de un enfermo (1884), que es quizás su obra más perfecta por la concisión, ironía, sencillez de argumento y sobriedad en el retrato de los personajes, algo que Palacio Valdés nunca logró repetir; también de ambiente asturiano son José (1885) y El cuarto poder (1888).
 Por otra parte, la obra más famosa de Armando Palacio Valdés, La hermana San Sulpicio (1889), transcurre en tierras andaluzas, cuyas costumbres muestra mientras narra los amores entre una monja que logra salir del convento y un médico gallego que al fin se casa con la religiosa vuelta al siglo. Andalucía surge de nuevo en Los majos de Cádiz (1896) y las costumbres valencianas en La alegría del capitán Ribot (1899). 
En 1929 publicó su Testamento literario, en el que expone numerosos puntos de vista sobre filosofía, estética, sociedad etc., con recuerdos y anécdotas de la vida literaria en la época que conoció. Durante la Guerra Civil lo encontramos en Madrid pasando frío, hambre, enfermo. Los hermanos Quintero lo atendían con los escasos víveres que podían reunir. 
Palacio Valdés, el amable, el otrora célebre y celebrado, vanidosillo y fecundo escritor, moría en este día en el olvido, sin ayuda alguna.

Una mañana, al salir de casa, hirió mis oídos el repique agudo y estridente de una campanilla. Llevé la mano al sombrero y busqué con la vista al sacerdote portador de la sagrada forma; pero no le vi. En su lugar tropezaron mis ojos con un anciano, vestido de negro, que llevaba colgada al cuello una medalla de plata; a su lado marchaba un hombre con una campanilla en la mano y un cajoncito verde en el cual la mayoría de los transeúntes iban depositando algunas monedas. De vez en cuando se abría con estrépito un balcón, y se veía una mano blanca que arrojaba a la calle algo envuelto en un papel; el hombre de la campanilla se bajaba a cogerlo, arrancaba el papel, y eran también monedas que inmediatamente introducía en el cajoncito verde: cuando levantaba la vista al balcón, estaba ya cerrado. Lo adiviné todo.
Un ligero temblor corrió por todo mi cuerpo, y a toda prisa procuré alejarme de aquella escena. Corrí por la ciudad, haciendo inútiles esfuerzos para no escuchar el tañido de la fatal campanilla, y en todas partes tropezaba con la misma escena. Notaba que los transeúntes se miraban unos a otros con expresión de susto, y se hacían preguntas en tono bajo y misterioso. Algunos chicos, pregoneros de periódicos, chillaban ya desaforadamente: «La Salve que cantan los presos al reo que está en capilla».
(Fragmento del cuento 'El sueño de un reo de muerte').

- de 1997, Osvaldo SORIANO, escritor y periodista argentino citado en la fecha de su nacimiento, un 6 de enero de 1943.
 Publicó su primera novela titulada Triste, solitario y final en 1973, la cual fue traducida a doce idiomas.
En 1976, debido al golpe de Estado en su país, Soriano se trasladó a Bélgica y luego vivió en París hasta 1984, año en que regresó a Buenos Aires.
Durante su exilio europeo publicó No habrá más penas ni olvido (1978), llevada al cine por Héctor Olivera, que ganó el Oso de Plata en el festival de cine de Berlín.
También publicó Cuarteles de invierno (1980). Esta obra fue llevada dos veces al cine.
De vuelta al país continuó su actividad literaria, al mismo tiempo que su profesión de periodista. En 1987 fundó el diario Página/12, para el cual escribió contratapas hasta 1997. Algunas curiosidades lo pintan de cuerpo entero: escribía de noche hasta las ocho de la mañana, para posteriormente dormir hasta las cuatro de la tarde. Le fascinaba Internet y el mundo de la informática y sentía devoción por los gatos.
Murió en este día de 1997 en Buenos Aires, víctima de un cáncer de pulmón. Fue sepultado en el Cementerio de la Chacarita. Legó un mundo de extraños perdedores pueblerinos y de inolvidables historias tristes, los guiones cotidianos de la gente común que algunos menosprecian. 
Entre sus novelas: Una sombra ya pronto serás (1990), El ojo de la Patria (1992), La hora sin sombra (1995) y ensayos o artículos como: Piratas, fantasmas y dinosaurios (1996),  Arqueros, ilusionistas y goleadores (1998) y Cómicos, tiranos y leyendas (2012).

—Tenés infiltrados —dijo el comisario.
—¿Infiltrados? Acá sólo trabaja Mateo, y hace veinticuatro años que está en la delegación.
—Está infiltrado. Te digo, Ignacio, echalo porque va a haber lío.
—¿Quién va a hacer lío? Yo soy el delegado y vos me conocés bien. ¿Quién va a joder?
—El normalizador
—¿Quién?
—Suprino. Volvió de Tandil y trae la orden.
—Suprino es amigo, qué joder. Hace un mes le vendí la camioneta y todavía me debe plata.
—Viene a normalizar.
—Normalizar qué. Estás leyendo muchos diarios, vos.
—El Mateo es marxista comunista.
—¿Quién te metió eso en la cabeza? Mateo fue a la escuela con nosotros.
—Se torció.
—Pero si lo único que hace es cobrar los impuestos y arreglar los papeles de la oficina.
—Yo te aviso, Ignacio, echalo.
—Cómo lo voy a echar, gordo. Se me va a venir el pueblo encima.
—¿Y para qué estoy yo?
—¿Para qué estás?
—Para cuidar el orden en el pueblo.
—Vamos, gordo, vos estás jodiendo. Andá a la mierda

(Fragmento de 'No habrá más penas ni olvido').


- de 2012, Carlos PÉREZ MERINERO, escritor y guionista de cine español recordado en su natalicio, un 17 de octubre de 1950.
En enero de 2013, con la publicación del guión cinematográfico El grito enterrado de los muertos se inicia la Colección Carlos Pérez Merinero que recogerá su obra inédita.
 Entre sus obras, las novelas Llamando a las puertas del infierno (Premio Alfa 7 de novela policíaca, 1988), Desgracias personales (1993), Caras conocidas (2003), La niña que hacía llorar a la gente (2010), y los poemarios Prohibido tomar el sol a los lagartos (1972) y Sol de atardecer que por el río te vas (1972), así como una amplia filmografía.
En books.google.es se puede leer 'Sangre nuestra'

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?