lunes, 27 de febrero de 2017

Un 27 de febrero...

de 1863 nació   Joaquín SOROLLA, pintor español. Os invito a que veáis  el documento gráfico de la maravilla de exposición que se pudo contemplar en el Museo del Prado en el año 2009.
https://www.youtube.com/watch?v=1FR9xzDMN60


Y en el de 1996, en Tokio (Japón) Nintendo lanza al mercado los primeros juegos de POKÉMON, siendo así la edición Roja, Verde, Azul y Amarilla.
"Confirmado: somos viejos. La franquicia Pokémon cumple hoy veinte años de vida y sigue viva y en buen estado de salud.
Esta serie de videojuegos, que ha dado lugar a juegos de cartas, series de animación, películas y juguetes, alberga numerosas anécdotas y curiosidades. Muchas de ellas de corte científico.

Premios Óscar, 2017: «Moonlight» y «La, la, Land». Compensada con creces la ausencia de actores afroamericanos justamente denunciada en la anterior entrega, destaca en esta edición la ausencia de nombres hispanos.



..
Clases particulares online y asesoría en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y maquetación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1926, Martha MERCADER, citada un 17 de febrero, fecha de su fallecimiento en el 2010, fue una escritora argentina que cultivó novela, cuento, dramaturgia y ensayo. Fue reconocida principalmente por sus obras de novela histórica.
 Su obra más conocida es "Juanamanuela, mucha mujer" que vendió más de 100.000 ejemplares.
Otras obras: "Decir que no" (cuentos, 1983), "Cuentos de un dormilón" (infantil, 1983), "Belisario en son de guerra" (novela, 1984), "Una abuela y ciento veinte millones de nietos" (infantil, 1984), "El hambre de mi corazón" (cuentos, 1989), "De amistades y encuentros" (infantil, 1997), "Donar la memoria" (novela, 2000), "Vos sabrás" (novela, 2001).

A veces la veo. Alta, esbelta, con ese pelo enmarañado que ella se empeñaba en no peinar demasiado. La época no era propicia para hacerle a los jóvenes indicadores sobre su aspecto, pero cuando exageraba su estilo de mujer en la selva, yo le decía: “Es evidente que la revolución empieza por la cabeza”. Y ella se reía. Reía con la boca, con los dientes, su risa le resplandecía por todo el cuerpo. Reía con la alegría de sentir carnalmente su juventud. Era muy bella.
Ahora tendría la edad que yo tenía en ese entonces.
Otras veces, cuando la veo, no ríe. Dice “es una vecina” mirándome con terror contenido, una mirada clave que yo descifro sin pestañear.
Siempre tiene veinte años, los años los tenía en el 78.
Lo que intento escribir sucedió en 1978, en La Plata, y no sé cómo contarlo. Nos sucedió a nosotras, pero al pasarlo al papel casi me parece una historia ajena.
Aquella mañana, no sé por qué, tal vez fuera un presentimiento, se me ocurrió ir a casa de Mariana sin motivo alguno, sólo para verla a ella y a la nena, lo que al fin y al cabo, era motivo más que suficiente. Pocas veces iba a su casa; prefería que ella viniera a la mía, y que la trajera a Clarita. No me gustaba que se hubiera mudado tan lejos. Las diferencias en el alquiler no serían tan grandes. Para mí, Tolosa era casi otra ciudad. Yo no sabía en qué andaba Oscar, mi yerno, ni quería enterarme. ¿Por qué no duraba en ningún empleo, siendo tan inteligente como era? Todo se complicaba en aquella época.   
(Fragmento de 'Mamá')

- de 1963, Pablo De SANTIS, escritor argentino ganador del Premio Planeta-Casa de América 2007 por su novela El enigma de París y también del Premio de Novela de la Academia Argentina de Letras. Además, su novela La sexta lámpara fue incluida en la lista de los 100 mejores libros de los últimos 25 años, confeccionada por diversos escritores y críticos en 2007.
Es autor de más de diez libros para adolescentes, por los que ganó en 2004 el Premio Konex de platino. Publicó su primera novela, El palacio de la noche, en 1987.
Últimas obras: Desde el ojo del pez (2008),  Los anticuarios (2010),  El juego del laberinto (2011, continuación de El inventor de juegos), Crímenes y Jardines (2013), Trasnoche (2014) y El juego de la nieve (2016) Continuación de El inventor de juegos y El juego del laberinto. 

Me llamo Sigmundo Salvatrio. Mi padre llegó a Buenos Aires desde un pueblo que está al norte de Genova y sobrevivió gracias al oficio de zapatero. Cuando se casó con mi madre, ya tenía su propia zapatería, especializada en calzado de hombre: no se daba maña con los zapatos de mujer. Muchas veces lo ayudé en sus tareas, y si hoy en nuestra profesión se habla de mi método para clasificar las huellas halladas en la escena del crimen (el método Salvatrio), debo esa invención a las horas que pasé con las hormas y las suelas. Investigadores y zapateros ven el mundo desde abajo, y unos y otros se ocupan de los pasos humanos en el momento en que estos se desvían del camino. Mi padre no era afecto a los gastos excesivos: cada vez que mi madre reclamaba un dinero extra, Renzo Salvatrio anunciaba que íbamos a terminar por hervir las suelas de las botas, como según él habían hecho los soldados de Napoleón durante su campaña en Rusia. Pero a pesar de ese rasgo de su carácter o de su experiencia, hacía una vez por año un gasto extraordinario: en mi cumpleaños, me regalaba un rompecabezas. Comenzó con rompecabezas de cien piezas, pero luego fue aumentando la complejidad del juego hasta llegar a las 1500. Los rompecabezas, fabricados en Trieste, venían en cajas de madera, y cuando uno terminaba de armarlos descubría una acuarela del Domo de Milán, o del Partenón, o un antiguo plano con monstruos acechando los confines del mundo. (Primeras líneas de 'El enigma de París')


- de 1970, Roberto CABALLERO, periodista y ensayista argentino, (@RoberCaballero), exdirector de la revista Veintitrés y del diario Tiempo Argentino. Conduce la segunda mañana de Radio Nacional (Argentina).
Desde 1998 fue redactor especial de la sección Política de la revista Noticias. Investigó casos de corrupción política y affaires en organismos de seguridad e inteligencia. Por su artículo de periodismo de investigación «Así soborna Macri a la prensa con plata de todos» (que publicó en la revista Veintitrés), ganó un premio del IPYS (Instituto Prensa y Sociedad) y de TILAC (Transparency International Latinoamérica y el Caribe), con el auspicio del Open Society Institute.
Obras:
 Galimberti: De Perón a Susana. De Montoneros a la CIA(2002, con Marcelo Larraquy). AMIA, la verdad imposible (2005, con Gustavo Cirelli). El nieto. La trágica y luminosa historia de Ignacio "Guido" Montoya Carlotto (2015, con María Seoane).

Al día siguiente de la conferencia de prensa que conmovió al país entero, entró en el despacho que la presidenta Cristina Kirchner tiene en la Quinta de Olivos. Dice que se sorprendió porque ella lo abrazó apenas atravesó la puerta y se pusieron a lagrimear juntos. Los presidentes son personajes catódicos. Se los aprende a ver por televisión. No se los toca demasiado, en realidad, no se los toca nunca, porque cuando eso ocurre pueden temblar, como temblaba Cristina aquella tarde del abrazo. Completaban la escena Estela, su pareja Celeste y su banda de amigos de toda la vida: Esteban, Valentín, Ingrid y Paula. Después se sumaron Máximo Kirchner, líder de La Cámpora, el diputado Andrés Larroque y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. En una hora y media, la Presidenta le relató la vida de sus padres, Puño y Laura, la historia de los Ardura, y la de los Montoya.
El Nieto volvió a ver a la Presidenta un día después del cumpleaños de Estela. Estaba haciendo un raid por radios y canales promocionando un recital de su orquesta en el teatro ND Ateneo, cuando sonó el teléfono. El llamado era de Olivos. Suspendió todo. Llegó a la Quinta con su abuela, su prima Sabrina, el marido y el hijo de ella. Cristina aprovechó para entregarle el legajo policial de Puño y el expediente de YPF de su abuelo. El secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, le habló de reparación. Estela le preguntó a Cristina por qué no había ido al festejo de las Abuelas en el Teatro Argentino de La Plata. La Presidenta le respondió que ese lugar le recordaba mucho a Néstor y la entristecía. Que no lo tomara a mal, le pidió. Estela terminó consolándola. Para Ignacio, fue una postal de familia. De madre e hija. La Presidenta tiene un parecido a Laura. El pelo. La edad. La manera de hablar. En determinado momento, también la vio a Cristina, muy cansada, diciendo: “Ya está, yo hice todo lo que tenía que hacer. Dejé a mi marido en esto”.
(Fragmento de 'El nieto...')

Fallecieron en esta fecha

- de 1970, Salvador REYES, escritor y periodista chileno nacido un 16 de agosto de 1899.
 Perteneció a la «generación de 1927» y recibió el Premio Nacional de Literatura en 1967.
En 1920 se traslada a Valparaíso, donde conoció al escritor Alberto Rojas Jiménez y participó de la bohemia y la vida nocturna de la ciudad. Dicho periodo quedó reflejado en su novela Valparaíso, puerto de nostalgia.
 En 1954 viaja a la Antártida, donde escribe El continente de los hombres solos.
Fue un escritor prolífico, incursionando en la novela, poesía, los cuentos, ensayos y el periodismo, con 22 libros publicados. En su obra es posible advertir una constante evocación al mar, donde se describen puertos, callejuelas, bares, personajes como capitanes, marineros o estibadores. Su primer libro publicado, el Barco ebrio, compuesto de 14 poemas, data de 1923. En 1930 publica su último libro de poemas, Las mareas del sur. Una de sus obras más conocidas, la novela Ruta de la sangre de 1935, cuenta con un prólogo de Augusto D'Halmar. En 1968 incursiona en la dramaturgia, publicando la obra de teatro La redención de las sirenas.
No existe consenso entre los críticos literarios sobre clasificarlo dentro del Imaginismo o del Vanguardismo. Sin embargo, es reconocido como uno de los mayores exponentes de la literatura marítima de Chile.

EL velamen
empapado en la charca de la tarde
y un marinero viejo
en la popa, fumando
tabaco de silencio.
No se acorta la estela del recuerdc
Girones de aventuras
se enredan a loss mastiles
y ensangrientan la ruta.
Nostalgia... Vida...
(El cargamento
desborda en las escotilla)
El viento agita su pañuelo:
Adiós...
Adiós...
Mujeres errantes
en la tristeza de todos los mares.
Los labios cantan,
pero en los puertos
siempre las manos cortan las amarras.
('Barco' y otros poemas)
- de 2001, José GARCÍA NIETO, escritor y poeta español nacido un 6 de julio de 1914, cuya obra fuera ampliamente reconocida .
 Fue miembro, junto a Gabriel Celaya, Blas de Otero y José Hierro, de la generación poética de la posguerra española. En Madrid se instala en 1929 donde contactó con el círculo literario del Café Gijón. Desde entonces se dedica a la literatura, especialmente a la poesía, al teatro, incluyendo la adaptación de clásicos españoles, y al guion cinematográfico.
Ha sido galardonado en numerosas ocasiones, entre ellas en 1950 con el Premio Adonais por Dama de soledad, el Premio Fastenrath de la Real Academia Española por Geografía es amor en 1955, Premio Nacional de Literatura en dos ocasiones (1951 y 1957), Premio Mariano de Cavia de periodismo en 1980, académico de la Real Academia Española en 1982, sillón "i" y Premio Cervantes en 1996 por el conjunto de su obra.

Tú eres el corazón con lo vivido,
en ti está lo que atrás vamos dejando,
lo que hemos ido con pasión amando,
definitivamente ya perdido,
en ti vemos las gracias que se han ido,
los paisajes y el cielo del ayer,
cuando las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido,
pero vives y estás, claro y pequeño,
miras aquellos prados, aquel sueño tan lejano,
las rosas de aquel día,
crees que puedes cambiar toda la suerte y,
aunque vamos derechos a la muerte,
vives de lo pasado todavía.
 (Al espejo retrovisor de un coche)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?