martes, 28 de febrero de 2017

Un 28 de febrero...




- de 1844,  se estrena en el Teatro de la Cruz (Madrid) la inmortal obra teatral Don Juan Tenorio, de José Zorrilla.

- de 1980 en España se conmemora en esta fecha el día de la celebración del referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico de Andalucía, que dio autonomía plena a la comunidad.
 ¡Felíz DÍA DE ANDALUCÍA!
Pueblos y gentes abandonados tras la Guerra Civil a su suerte de jornaleros y proveedores del sector primario (agricultura, ganadería y pesca), se convirtieron en carne de migrantes y mano de obra barata para contribuir al crecimiento y desarrollo económico de otras autonomías favorecidas en los planes de desarrollo por circunstancias geográficas en su condición de puertos y espacios fronterizos con Europa.
Actualmente basa su desarrollo en el sector turístico y en su amplio patrimonio histórico y paisajístico de interés universal. Son patrimonio de la Humanidad la Alhambra, el Generalife y el Albaicín granadinos; la Mezquita  y los patios cordobeses; las muestras renacentistas de Úbeda y Baeza en Jaén; catedral, alcázar y Archivo de Indias en Sevilla; el arte rupestre de Jaén, Almería y Granada y los dólmenes de Antequera, en Málaga.
Si queréis escuchar el himno andaluz, cantado por Rocío Jurado: www.youtube.com/watch?v=u0ljltpE-_I

- de 2002, la peseta (moneda oficial española) deja de ser de curso legal.
  .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y asesoría en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y maquetación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1902, Ester Huneeus Salas de Claro, más conocida por su seudónimo Marcela PAZ, escritora chilena fallecida un 12 de junio de 1985.
Publicó su primer libro Tiempo, papel y lápiz, en 1933, obteniendo una buena acogida de la crítica.
En 1947 nació su más famosa obra, Papelucho, que captó la esencia tipo infantil de la época. Fue presentado en el concurso literario organizado por la editorial Rapa Nui. El título de la obra se inspiró en el apodo de su esposo, "Pepe Lucho". Las ilustraciones, que se hicieron clásicas, fueron obra de su hermana, Yolanda Huneeus.
En 1982, ganó el Premio Nacional de Literatura de Chile después de una extensa serie de obras que conectaron profundamente al público infantil con la literatura. El mismo año además fue premiada con el primer premio del concurso Obras Infantiles para la televisión.

Ahora estaba seguro: papá sospechaba de mí. No hay nada más cargante que sospechen de uno. Y él quería asegurarse si el marciano estaba dentro de mí. Si se convencía me
iba a hacer operar, y me lo sacarían igual que mi apéndice. Mi marciano es mío y yo lo protegeré de los curiosos. Nadie vendrá a quitármelo.
-Ahora hay otro sistema de entrenarse -dije.
-Otras veces te quedas largo rato callado, como escuchando algo. Luego te ríes o hablas solo... Te enojas sin motivo y alegas a nadie... ¿Es también un modo de entrenarse?
El marciano y yo nos reímos... Siempre que nos reímos los dos a un tiempo me da hipo.
-¡Ah! -dijo papá-. Y también ese hipo que te viene a cada rato... Creo que debería verte un médico.
-Es hipo-dérmico -le contesté-, así dice el profe.
-¿Y el porqué miras tanto el cielo? -se veía en las manos del papá que estaba apurado.
-La cuestión de los astronautas sin cápsula, los ovnis, los... 
(Papelucho y el marciano)

Fallecieron en esta fecha

- de 1962, Julio CAMBA, periodista y escritor español de origen gallego nacido un 16 de diciembre de 1884.
De tendencias anarquistas, llegó a ser llamado a declarar por el atentado contra Alfonso XIII el día de su boda, vinculándosele con el terrorista Mateo Morral.
Aunque más tarde se definió en apoyo del bando nacionalista en la Guerra Civil, tras su vinculación laboral con el diario ABC, lo que da idea de su curiosa inestabilidad en cuanto a creencias políticas. Llama la atención a quien esto escribe principalmente su artículo En defensa del analfabetismo (altamente recomendable, el título ya explica el contenido).
Sus crónicas (muchas de ellas reelaboradas y "actualizadas") se recogieron en La ciudad automática.

Mucho me temo que mi querido amigo Marcelino Domingo, ministro de Instrucción de la joven República española, inicie en serio una campaña contra el analfabetismo. El analfabetismo, como causa de atraso y de barbarie, es una superstición de nuestras izquierdas. “Hay que leer”, se dice; pero “¿Qué es lo que hay que leer?”, preguntaría yo. Para mí, este punto es de una importancia capital y, mientras alguien no me lo aclare de un modo satisfactorio, votaré por el analfabetismo. Yo creo, en efecto, que si España quiere conservar la originalidad de su carácter y de su inteligencia tiene que poner a salvo de las pamplinas periodísticas y los lugares comunes literarios un 50 por 100, cuando menos, de su población. Muy bien que en los Estados Unidos, el país de los trajes hechos y las sopas hechas, la gente utilice también pensamientos de fábrica. En este país el desarrollo de la instrucción primaria está justificado por la necesidad de destruir el pensamiento individual, pero España es el país más individualista del mundo, y no se puede ir así como así contra el genio de una raza. Ahí cada cual quiere pensar por su cuenta, y hace bien. Un pensamiento propio, por modesto que sea, vale más para uno que todo Pascal o La Rochefoucauld.
No hay que homologar analfabetismo con estupidez. Al contrario. Sin hablar de Homero, que era un analfabeto, no de las sagas norsas, que fueron hechas por analfabetos, ¿en dónde hay una literatura comparable a la de nuestro refranero y nuestra poesía popular? La cultura no aminora la estupidez de nadie. Puede aminorar el entendimiento, eso sí, pero nunca la estupidez, para la que constituye, en cambio, un instrumento precioso. Por mi parte opino que en España solo los analfabetos conservan íntegra la inteligencia, y si algunas conversaciones españolas me han producido un verdadero placer intelectual, no han sido tanto las del Ateneo o la Revista de Occidente como las de esos marineros y labradores que, no sabiendo leer ni escribir, enjuician todos los asuntos de un modo personal y directo, sin lugares comunes ni ideas de segunda mano. 
 (Fragmento de 'En defensa del analfabetismo', Nueva York, 17 de junio de 1931. Publicado en ABC.)

- de 1981, Álvaro CUNQUEIRO, escritor y cronista español gallego nacido un 22 de diciembre de 1911, a quien se debe mucho del rexurdimento de su lengua.
Considerado uno de los grandes autores gallegos, tanto en gallego como en castellano. Recibió el Premio Nacional de la Crítica en 1959 por Las crónicas del Sochantre, traducción de la obra en gallego.
 En 1961 ingresó en la Real Academia Gallega. Premio Nadal en 1968 por la novela Un hombre que se parecía a Orestes.
En su tumba figura como epitafio:
Eiqui xaz alguén, que coa súa obra, fixo que Galicia durase mil primaveras máis (Aquí yace alguien, que, con su obra, hizo que Galicia durase mil primaveras más).
*Nótese las coincidencias tan aproximadas con su paisano, Camba, en sus fechas de nacimiento y defunción, salvando los años.

Al otro lado me dijeron
los viejos se van convirtiendo en árboles
viejos también sin hojas en el lado del sol
aguardando sin saber qué, mudos.
Pero súbitamente un árbol cualquiera
siente subir dentro de él la savia de un sueño
al borde de la muerte ya, pero todavía
tibio como la leche de la madre.
El sueño va subiendo por las venas del árbol
una vida entera que pasa
hasta hacerse pájaro en una rama
un pájaro que recuerda, canta y se marcha
poco antes de que todos los árboles mueran.
Si yo me hago árbol viejo al otro lado del río
y me toca ser el árbol que recuerda y sueña
puedes estar bien segura que soñaré contigo
con tus ojos grises como el alba
y con tu sonrisa
con la cual se vistieron los labios de los rosales
en los días mas felices. ('Al otro lado' y otros poemas)




- de 2004, Carmen LAFORET, escritora española nacida un 6 de septiembre de 1921.  
Su obra "Nada", ganó la primera edición del Premio Nadal en 1944. Esta novela fue un éxito de crítica y de público y catapultó a Laforet muy joven a la fama literaria.
En 1950 publicó La isla y los demonios, novela situada en Canarias, donde se había criado.
 En 1955 publica La mujer nueva, una obra marcada por las experiencias religiosas de la autora. Siguió en 1963 La insolación, primer volumen de la que habría de ser la trilogía Tres pasos fuera del tiempo, pero después de un largo periodo en el que estuvo trabajando en los otros dos tomos de la trilogía, no llegó a publicarlos.
 La llegada de este premio tan temprano quizás fue contraproducente para la evolución posterior de la escritora, cansada de bregar contra el machismo imperante, lo que la llevó a un aislamiento casi total y a un miedo a publicar reflejado en su correspondencia epistolar con Ramón J. Sénder, publicada por una de las hijas de la escritora, Cristina Cerezales, bajo el título "Puedo contar contigo", muy interesante también para conocer a un Sénder muy intimista.

Por dificultades en el último momento para adquirir billetes, llegué a Barcelona a medianoche, en un tren distinto del que había anunciado y no me esperaba nadie.
Era la primera vez que viajaba sola, pero no estaba asustada; por el contrario, me parecía una aventura agradable y excitante aquella profunda libertad en la noche. La sangre, después del viaje largo y cansado, me empezaba a circular en las piernas entumecidas y con una sonrisa de asombro miraba la gran estación de Francia y los grupos que se formaban entre las personas que estaban aguardando el expreso y los que llegábamos con tres horas de retraso.
El olor especial, el gran rumor de la gente, las luces siempre tristes, tenían para mí un gran encanto, ya que envolvía todas mis impresiones en la maravilla de haber llegado por fin a una ciudad grande, adorada en mis ensueños por desconocida.
Empecé a seguir —una gota entre la corriente— el rumbo de la masa humana que, cargada de maletas, se volcaba en la salida. Mi equipaje era un maletón muy pesado —porque estaba casi lleno de libros— y lo llevaba yo misma con toda la fuerza de mi juventud y de mi ansiosa expectación. 
(Primeras líneas de 'Nada')

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?