viernes, 24 de marzo de 2017

Un 24 de marzo...

se conmemora el Día Mundial de la TUBERCULOSIS.
Unidos para poner fin a la tuberculosis: no dejar a nadie atrás- La tuberculosis causó 1,8 millones de muertes en 2015, lo que la convierte en la enfermedad infecciosa más letal a nivel mundial. Esta enfermedad está profundamente arraigada en poblaciones en las que el respeto de la dignidad y los derechos humanos es escaso. Con ocasión del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el 24 de marzo, la OMS pide «no dejar a nadie atrás» y eliminar los obstáculos que dificultan el acceso a la atención.
2017 es el segundo año de una campaña de dos años de duración titulada «Unidos para poner fin a la tuberculosis», que se enmarca en el Día Mundial de la Tuberculosis. Este año, la OMS pondrá un acento especial en la unión de los esfuerzos para «no dejar a nadie atrás», en particular mediante intervenciones para luchar contra la estigmatización, la discriminación y la marginación y eliminar los obstáculos que dificultan el acceso a la atención. (Organización Mundial de la Salud).

Es también el Día Internacional del DERECHO A LA VERDAD en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.
La Asamblea General de las Naciones Unidas invita a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y las demás organizaciones internacionales, así como a las entidades de la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar de manera apropiada el Día Internacional.
El propósito del Día es :
Promover la memoria de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos y la importancia del derecho a la verdad y la justicia, y rendir tributo a quienes han dedicado su vida a la lucha por promover y proteger los derechos humanos de todos y a quienes la han perdido en ese empeño.  (ONU).
Esta fecha fue instituida para reconocer en particular la importante y valiosa labor y los valores de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, de El Salvador, quien se consagró activamente a la promoción y protección de los derechos humanos en su país, labor por la que fue asesinado el 24 de marzo de 1980.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y asesoría en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y presentación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net Web:
 http://mariannavarro.net/
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1926, Dario FO, escritor de teatro italiano, Premio Nobel de Literatura en 1997, fallecido el  13 de octubre de 2016.
En 1954, se casó con la actriz Franca Rame, con quien fundó en 1959 la compañía teatral «Dario Fo - Franca Rame» en la que montaron numerosos espectáculos en la línea de la Comedia del arte (Commedia dell'Arte), fruto de ese matrimonio nació su hijo Jacopo, también actor, escritor y dramaturgo.
El éxito conseguido con la Cía Fo-Rame les hizo sentir esclavos de la burguesía y replantearse su actividad en el teatro. Fruto de esta crisis fundaron la compañía teatral autogestionada Nuova Scena en 1968 con el ánimo de realizar un teatro auténticamente popular, crítico, social y que fuera políticamente eficiente. En los setenta la compañía se transformó en el Colectivo Teatral LA COMUNE, independiente y autogestionada, manteniéndose al frente de ella Dario Fo. La compañía fue objeto de un atentado por un grupo fascista en 1978. En los años 60 sus obras para la televisión solían ser censuradas, razón por la cual volvió al mundo del teatro.
 Situado en el entorno de la izquierda política italiana, Fo ha escrito ácidas sátiras políticas arremetiendo sin piedad contra el poder político, el capitalismo, la mafia y el Vaticano. Entre sus obras más conocidas se citan Muerte accidental de un anarquista (1970) y Aquí no paga nadie (1974).
En 2002 publicó su autobiografía El país de los murciélagos. En una de sus últimas obras, L'anomalo bicefalo (2003), presenta un retrato irreverente y crítico del primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Mujer (En voz alta, llamando la atención de la otra persona.) 
Señora... ¡Señora!... Buenos días... Pero cuánto tiempo Lleva usted viviendo ahí, si ni me había dado cuenta de la mudanza..., no, qué va, creía que estaba deshabita­da. Pues me alegro mucho... (Grita.) ...que digo que me alegro mucho... ¿No me oye? Ah, claro, lleva usted razón, es la radio, ahora mismo la apago... Perdone, pero es que cuando estoy sola en casa o pongo la radio así de fuerte, o me entran ganas de morirme... En esa ha­bitación (va a la puerta de la izquierda) tengo siempre puesto el tocadiscos... (Abre la puerta, se oye la música.) ¿Lo ha oído? (Cierra.) En la cocina, el cassette... (Abre la puerta.) ¿Lo ha oído? (Cierra.) Así me siento acornpapañada en toda la casa. (Se acerca a la mesa y empieza a trabajar: cepilla una chaqueta, cose botones, etc.) No, en el dormitorio no, claro. Allí tengo el televisor, sí, siempre encendido. Sí, a todo volumen. Ahora están transmitiendo una misa cantada... en polaco, ¡caray con el idioma! ¡Idioma de papas! No hay quien lo entienda. Sí, también me gusta, yo mientras sea música..., el ruido me acompaña, sabe... Y usted, ¿cómo se las arregla para estar acompañada? Ah, tiene un hijo, qué suerte... Pero qué digo, estaré tonta, si yo también tengo un hijo..., mejor dicho, tengo dos. Es que con la emoción de char­lar con usted se me había olvidado uno..., pero no me acompañan, de eso nada. La nena porque es mayor, ya sabe, los amigos, las amigas..., en cambio, el niño está siempre conmigo, pero tampoco me hace compañía. Siempre está durmiendo. Hace caca, come y ronca... ¡como un viejo! Pero no me quejo, no, señora, yo en mi casa estoy divinamente. Como una reina. No me falta de nada, mi marido me lo compra todo. ¡Tengo de todo! Tengo..., pues ni yo misma lo sé, fíjese..., tengo frigo­rífico..., sí, ya sé que todo el mundo lo tiene, pero es que el mío hace hielo en cubitos, sabe... Tengo lavadora de veinticuatro programas. lava y seca, ¡si viera usted cómo seca! A veces tengo que volver a mojar toda la ropa para poder planchar de seca que está, toda tiesa. 
('La mujer sola' de Ocho monólogos, fragmento).
- de  1948, Eduardo MENDICUTTI, escritor español.
En 1973 obtiene el premio Sésamo con su primera novela, Tatuaje, que fue censurada y permanece inédita. Su segunda novela Cenizas (1974) apareció, por entregas, en la revista Garbo; su primer libro publicado fue Una mala noche la tiene cualquiera, en 1982.  Director de publicaciones de Tecniberia; ha obtenido diversos premios y sus obras han sido traducidas a varios idiomas.
La obra de Mendicutti, recorrida por personajes homosexuales, ha ido trazando, desde distintos aspectos, una auténtica "crónica ética" de un mundo marginal, pero que convive con todos nosotros sin que de él conozcamos de la misa la mitad. El humor, que siempre empapa toda su obra, adquiere sobre todo en Los novios búlgaros, matices agridulces, tal vez porque es el humor de un hombre que prefiere comprender a juzgar y que intenta no perder pie.
Columnista del diario El Mundo desde su fundación, escribe también en la revista gay Zero y es, asimismo, comentarista de televisión.
Otras obras: Duelo en Marilyn City (2003), California (2005), Ganas de hablar (2008), Mae West y yo (2011) y Otra vida para vivirla contigo (2013).

En julio del 74, Franco estaba empezando a morirse en Madrid y yo me paseaba con Frank Sinatra por Hollywood Boulevard. Luisito Soler me llamó por teléfono desde España a cobro revertido y me contó, muy excitado, que Franco llevaba una semana en un hospital, con flebitis y desarreglos gástricos, según las noticias oficiales, pero que seguro que estaba gravísimo, eso era lo que se decía en los mentideros bien informados de Madrid, que Franco agonizaba. Había nombrado al Borbón, deprisa y corriendo, jefe de Estado interino y después había entrado en coma, y desde París la Junta Democrática estaba moviendo sus relaciones internacionales para darle la puntilla al Régimen, en cuanto el dictador la palmase. Franco aún tardaría más de un año en palmarla. Por el ventanal del salón vi cómo aparcaba con solemnidad cardenalicia, frente a la verja de la casa de Peter, la limusina de color crema de Ynka Pumar. (Fragmento inicial de 'California')

- de 1952, Quim MONZÓ, (@QuimMonzo), escritor español de padre catalán y madre granadina, escribe en las lenguas castellana y catalana. Actualmente publica cada día una columna en el diario La Vanguardia, como muestra de esperanza para una vida creativa y fructífera a pesar de la enfermedad, pues este autor padece el Síndrome Gilles de la Tourette, así como un trastorno obsesivo-compulsivo.
Algunas obras traducidas al castellano, entre otras: Ochenta y seis cuentos (Uf, dijo él, Olivetti, Moulinex, Chaffoteaux et Maury, La isla de Maians, El porqué de las cosas y Guadalajara). Premio Nacional de Literatura de la Generalidad de Cataluña 2000, Premio Lletra d'Or 2000. (2001). El mejor de los mundos (2002). Tres Navidades (2003). Splassshf (2004). Mil cretinos (2008) y Esplendor y gloria de la Internacional Papanatas (2010), recopilación de artículos traducidos al castellano.

Empujando un carrito con una bandeja en la que hay un vaso de agua, un frasco de cápsulas, un termómetro y una carpeta, la enfermera entra en la habitación 93, dice «Buenas tardes» y se acerca a la cama del enfermo, que yace con los ojos cerrados. Lo mira sin excesivo interés, consulta las indicaciones colgadas a los pies de la cama, saca una cápsula del frasco que lleva en el carrito y, mientras coge el vaso de agua, dice:
 —Señor Rdz, es hora de la cápsula. 
El señor Rdz no mueve ni un párpado. La enfermera le toca el brazo. 
—Vamos, señor Rdz. 
Con los presentimientos más negros, la enfermera coge la muñeca del enfermo para tomarle el pulso. No tiene. Está muerto. 
Guarda la cápsula en el frasco, arrincona el carrito y sale de la habitación. Corre hasta el mostrador de control de esa ala del hospital (la D) y le anuncia a la enfermera jefe que el paciente de la habitación 93 ha muerto. 
La enfermera jefe mira el reloj. No le va nada bien que se le haya muerto un paciente en este momento. Le falta un cuarto de hora para irse, y hoy más que nunca le interesa salir rápido porque al fin ha conseguido que el novio de su mejor amiga le haya dicho que se vieran, justamente con la excusa de hablar de su amiga.  (Fragmento inicial de 'La Honestidad' en El porqué de las cosas)

- de 1954, María Pilar QUERALT DEL HIERRO, historiadora y escritora española.
 En 1984, publicó Balaguer, biografía del poeta y político catalán sobre el que había realizado su tesis de Licenciatura.
 Especializada en el género biográfico, entre 1997 y 2009 ha pubicado La vida y la época de Fernando VII, Madres e hijas en la Historia, Novias Reales, Tórtola Valencia, una mujer entre sombras, Isabel de Castilla, Agustina de Aragón, la mujer y el mito, donde aporta una nueva visión, con rigurosa base historiográfica, de la célebre heroína de la guerra de la Independencia.
Tras "Mujeres de vida apasionada" (2010), publicó "Las mujeres de Felipe II", un recorrido por el universo femenino del Rey Prudente, que le valió el Premio Algaba 2011 de Biografías, Autobiografías, Memorias e investigaciones Históricas.
Reinas en la sombra (2014), es un conjunto de veinte biografías de favoritas reales.
Sus últimas incursiones en el género han sido Los caballeros de la reina (2015) y La sombra de Sissi (2016).
En 2003 publicó la novela Inés de Castro lo que sirvió para consagrarla como una de las más destacadas escritoras de novela histórica españolas y le valió, tras el éxito obtenido en Portugal, ser nombrada miembro de la “Fundaçao Inês de Castro”. La novela es la primera de la llamada “Trilogía portuguesa” que continuó con Leonor (Eu, Leonor Teles ) y La rosa de Coimbra (Memórias da Rainha Santa) sobre el personaje de Isabel de Aragón, reina de Portugal. Tres novelas con las que compone un fresco medieval basado en tres tipologías femeninas: la mujer mito, la mujer poderosa y la mujer mística.
Es autora, asimismo, de los libros de relatos Cita en azul (1995) y Las sombras de la tarde (2005) y de las novelas históricas Los espejos de Fernando VII (2001), De Alfonso, la dulcísima esposa (2004), La pasión de la reina (2006), Las damas del rey  (2011).
Últimas publicaciones: Los ensayos Gula (2016) y Tal como éramos. Las niñas que fuimos y las mujeres que somos (2016). A modo de prólogo (relato en la obra colectiva Cervantes tiene quien le escriba, 2016) y  Sin acuse de recibo (relatos, 2016).

Castillo de Tomar 
1 de septiembre de 1491
Costaba creer que aún era verano. Una brisa helada se filtraba, hiriente como un cuchillo, a través del único resquicio que dejaba desprotegido el gran tapiz que cubría el ventanal: una discreta mirilla por la que Manuel, duque de Viseu, contemplaba el trajín que invadía el patio del castillo cuando aún no habían despuntado las primeras luces del día. Protectora, la voz de su ayo, Diego de Silva, le distrajo de sus cavilaciones: 
—Apartaos, duque, de la ventana. Hace un frío endemoniado, no estáis repuestos por completo de las fiebres y podéis recaer. Además, no habéis dormido... 
¡Dormir! Intentar hacerlo hubiera sido, más que una pretensión, una utopía. La noche había sido un continuo ajetreo de palafreneros y mozos de cuadra que aviaban las caballerías y repartían la carga entre las acémilas. Mientras, en el interior, las damas adscritas al cuarto de la infanta cerraban arcones, recogían esteras y se hacían con aquellas menudencias que, a última hora, aún no habían encontrado su lugar en el equipaje. Por si eso fuera poco, desde los laudes el castillo se había visto invadido por el eco lúgubre del miserere que, a diario, se entonaba en la capilla por el alma del príncipe muerto. (Fragmento inicial de 'La novia de luto' en Las damas del Rey)

Fallecieron en esta fecha


- de 2013, Susana VIAU, periodista y escritora argentina nacida un 25 de septiembre de 1948. Por el Golpe de Estado de 1976, en 1977 debió exiliarse. Tras seis meses refugiada con su familia en Brasil, vivió en Madrid hasta 1988, cuando regresó a la Argentina.
Dedicada principalmente al periodismo de denuncia, investigación y a entrevistas, trabajó en los últimos años como columnista política de referencia en la edición dominical del diario Clarín y en el programa Estamos como queremos, de la radio La Once Diez.
Obras: El banquero. Raúl Moneta, un amigo del poder en la ruta del lavado (2001) y La reina de corazones. No es más que un naipe en la baraja (2013).
Murió de un cáncer de pulmón, a los 68 años.

Las historias pueden escribirse desde el principio hacia el fin o de un final, siempre arbitrario, hacia el inicio. En síntesis, del derecho o del revés, es igual: una flecha disparada hacia algún lugar y destinada a clavarse en un blanco. Vale para cualquier texto: también para una nota periodística. La cuestión, quizás, es el punto de apoyo. Stefan Zweig, el gran austríaco, en su magnífico relato “La Partida de Ajedrez”, lo decía: aún las ideas más insustanciales necesitan un punto de apoyo, de lo contrario empiezan a girar insensatas alrededor de sí mismas. En este caso, el punto es el cumpleaños número 60 de la Presidente y el principio será el final. Febrero es, contra todo lo que hacía presagiar en ciertas épocas, un mes malo para Cristina Fernández: febrero era el mes del nacimiento de su hijo mayor, Máximo; de su propio onomástico, y, para colmo, el de un marido todavía vivo.
A este febrero y desde el año pasado se le ha agregado un día fatídico: el 22, la fecha en que un tren del Ferrocarril Sarmiento salió de su estación con los frenos demasiado largos, el día en que en Once, según la costumbre, no funcionaban los topes, el momento en que el relato de la década maravillosa descarriló y dejó a su administración, sus subsidios, su tren bala, su crecimiento a tasas chinas con los pantalones bajos en el andén de un nudo ferroviario que, como todos en el mundo (lo muestra Sebastiao Salgado), reúne la fealdad del ajetreo con la belleza corrompida de lo canallesco. Cuando aquello ocurrió, la jefa de Estado demoró mucho, demasiado, inexcusablemente en hablar. Lo hizo después, en Rosario, y para decir que ella sabía bien qué era el dolor pero pedía a la Justicia una investigación de no más de dos semanas para presentar conclusiones. (Fragmento de 'La reina de corazones no es más que un naipe de la baraja')
- de 2013, Víctor SANDOVAL, poeta y académico mexicano nacido un 31 de octubre de 1929.
Fue coordinador del Instituto Nacional de Bellas Artes en su estado natal, Aguascalientes.
Fundó la revista Paralelo y ha sido director de la revista Tierra Adentro.
 Fue miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana. El 26 de agosto de 2004, fue elegido miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua.
Entre sus últimas obras: Para empezar el día, 1974. Agua de temporal, 1988. Fraguas, 1991. Trovas de amor y desdenes, 1994. Antología: Poesía reunida, 2008.

El hombre que despierta y ve su imagen
reflejada en el fondo del espejo,
retorna de otro mundo;
es un resucitado entre los muertos.
Resurge de la cama
destruyendo los montes de las sábanas;
el sueño se desploma de un último aletazo,
los elásticos muslos
generan nuevamente
antiguos ademanes.
Los párpados hinchados,
oceánicos, dolidos
por monzones de pájaros sin rumbo.
Oye voces domésticas,
ruidos difusos,
andamiajes de música y palabras.
Afuera el día,
semejante a una araña
de luz y de sonido,
recomienza a trepar entre las casas. ('El hombre que despierta y ve su imagen' y otros poemas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?