sábado, 4 de marzo de 2017

Un 4 de marzo...







- de 1942: el escritor Albert CAMUS publica El extranjero. Meursault, el protagonista, personifica la carencia de valores del hombre, degradado por el absurdo de su propio destino. Ni el matrimonio, ni la amistad, ni la superación personal, ni la muerte de una madre... nada tenía la suficiente importancia, ya que la angustia existencial de este antihéroe inundaba todo su ser.

- de 1955,   se crea la cátedra Rosalía de Castro para el estudio de la lengua, literatura e historia gallegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid (España).

- de 1979, se realiza en España la primera huelga general de futbolistas en la historia.
Fue una huelga de "botas caídas” que dejó un fin de semana sin Liga y cambió por primera vez las condiciones laborales del fútbol español.
Aunque los futbolistas han convocado con posterioridad cuatro huelgas más en demanda de sus derechos (1981, 1982, 1984 y 2011), aquella de marzo del 79 tuvo una repercusión muy especial, empezando por el hecho de que el país estaba aún en plena transición a la democracia, que aún no había calado en muchos estamentos, incluida la Federación Española de Fútbol que presidía Pablo Porta.
Ese camino hacia la democracia propició también que apenas un año antes se formara la AFE (Asociación de Futbolistas Profesionales) promovida por Manuel Esteo y Juanito Gómez. Los jugadores reclamaban la abolición del derecho de retención, su inclusión en el régimen de la Seguridad Social y la supresión del límite de edad para jugar en Tercera División, establecido en 23 años. (Ver más)


de 1998, MICROSOFT, la compañía liderada por Bill Gates, anuncia la modificación de los contratos que obligan a muchos proveedores de Internet a ofrecer en exclusividad el software de navegación (Iexplorer) fabricado por su empresa.
Dieciocho años más tarde, estamos obligados no solo a adquirir la última versión del Sistema Operativo, que ya viene instalado de fábrica y nos imponen 'sí o sí', nos guste o no y sin CD de instalación, sino que los navegadores son cada vez más espías e instrusivos en nuestro trabajo habitual.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y asesoría en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y maquetación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

-En 1899, Emilio PRADOS, poeta español poco reconocido, por su exilio y ante la relumbre de sus compañeros de la Generación del 27, con quienes convivió en la residencia de Estudiantes.
En el verano de 1924 funda y edita, junto a Manuel Altolaguirre, la revista Litoral, el hito más renovador de la cultura española de los años 20, en cuyas páginas refleja el diálogo entre poesía, música y pintura del que bebió en la Residencia de Estudiantes, logrando reunir bajo un único código creativo a figuras tan relevantes como Jorge Guillén, Moreno Villa, Manuel de Falla, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Ángeles Ortiz o Federico García Lorca, entre muchos otros. Recibe el Premio Nacional de Literatura por la recopilación de su poesía de guerra, Destino fiel, en 1938.
Ante la situación por la que atraviesa España, el 6 de mayo de 1939 parte, junto con otras destacadas figuras de la intelectualidad republicana, hacia México, donde residirá hasta su muerte un 24 de abril de 1962.
 En su obra, destacaríamos: "Romancero general de la guerra de España" (1938), "Mínima muerte" (1944)  y "Signos del Ser" (1962).

Cerré mi puerta al mundo;
se me perdió la carne por el sueño...
Me quedé, interno, mágico, invisible,
desnudo como un ciego.

Lleno hasta el mismo borde de los ojos,
me iluminé por dentro.

Trémulo, transparente,
me quedé sobre el viento,
igual que un vaso limpio
de agua pura,
como un ángel de vidrio
en un espejo.
('Cerré mi puerta al mundo' y otros poemas)

- de 1923, Cristóbal ZARAGOZA, escritor español. Citado en su obituario, un 25 de febrero de 1999.
Activo en los movimientos antifranquistas desde el 68, año en el que publica su primera novela "El escándalo del silencio".
Le siguen libros de historia reivindicativos del bando republicano Los generales del pueblo (1977), El levantamiento en África (1977), Ejército popular y militares de la República (1982), etc.
En este sentido su obra Carta de Franco a Vizcaíno Casas (1978), réplica de Y al tercer año resucitó de éste último, le abre las puertas a la popularidad, que consolida tras haber obtenido el premio Ateneo de Sevilla en 1975 con la novela Manú.
 En 1981, con su novela Y Dios en la última playa, gana el premio Planeta. Deja inédita la segunda parte de la misma, así como una biografía de Fiódor Dostoievski.
En 1986 gana el Premio Internacional de Novela Plaza con su libro Al fin la libertad.
Entre sus obras cabe destacar una larga trilogía sobre la Transición: Generaciones, en 1979. Generaciones 2. Del golpe al cambio, en 1988 y Generaciones 3, fábula, en 2013.

Tenía el día el Cantábrico. Rompía en altas olas, que se rendían acodiciadas con la arena entre rodales de espuma burbujeante. Frescachón y racheado, el noroeste despeinaba los pensamientos. Los dispersaba.
 Pronto sería la hora del baño y la playa se llenaría de gente deseosa de sol. Lo sabía el hombre de los prismáticos, que observaba los primeros niños vigilados de cerca por doradas mamás bajo los toldos listados de colores vivos. Lo sabía él, y el joven de cabello largo que se le acercó con paso decidido.
 —¿Una foto, mi coronel? 
¿A quién le recordaba la voz que oía a su espalda? El hombre de los prismáticos la asoció a su hijo mayor, dado a la chirigota. ¿O era la del yerno, que había anunciado su llegada de Madrid para aquel mismo día? Era lo que más le fastidiaba del viento. Que acentuaba la maldita sordera conquistada, entre otras cotas, en la ya lejana batalla del Ebro. 
El hombre se volvió con los prismáticos en las manos. Su bigotito negro, trazado a tiralíneas, se arqueaba sonriente como imantado por la otra sonrisa, la de los ojos. Pero de repente sus facciones se endurecieron y su nuez saltó interrogante desde la flaccidez del cuello.
 —¿Qué quiere usted? 
El bigotito negro recuperó su escueta horizontal. Tembló el labio inferior, repentinamente azul.
 —Que Dios nos perdone, coronel — dijo el joven. 
Nadie oyó los tres disparos. (Inicio de 'Y Dios en la última playa').



- de 1925, Jorge MEDINA VIDAL, escritor,  poeta, ensayista, semiólogo, crítico literario y docente universitario uruguayo fallecido un 17 de junio de 2008.
Colaboró con las revistas "Marginalia", "Clinamen", "Altamira", "Aquí poesía", "Cuadernos de Mercedes" y en el diario "El País".
Entre sus obras: "El 900 y el modernismo en la literatura uruguaya" (crítica literaria, 1973), "Dante" (ensayo, 1975),"Estudio sobre la novela  Este domingo de José Donoso" (crítica literaria, 1978), "Poemas, poemenos" (1981), "Delmira Agustini: seis ensayos críticos" (1982), "Transparences" (en colaboración con Monique Ruffié de Saint-Blancat, 1987) y "Poemas. Obra Completa" (1996).

Amar es vivir despreocupado. Punto.
Es una posibilidad que debió ser jueves o explosión
o sonido de una guitarra que el luthier
nunca se atrevió a construir. Punto.
Situación anómala que todos confunden con Felicidad
y se enorgullecen al descubrirla entre sus amistades.
Puede ser un gato que en las estrecheces de los
hogares modernos repasa las masacres
de sus abuelas ENTRE LOS HELECHOS GIGANTES
Y LOS DINOSAURIOS.
Siempre está perdido en el sueño próximo
al delta pantanoso.
Basta que toque un rayo de luz en su plumaje
para que surja Amor,
como una novia etíope de su blanca litera.
Los raquíticos no saben del amor.
Entonces sí, corresponde: Punto. 
("Situación anómala")
 .

- de 1960, Eduardo FRAILE, poeta y editor español.
Publica su primer libro, Ningún otoño es amar..., en 1982. Posteriormente verán la luz NOPOEMA, en 1985, y Tantalalúnala, en 1987.
En estas dos obras aparece un juego continuo y casi malabar con los significantes y los significados de las palabras.
Les siguen Cálculo infinitesimal, de 1992,  y A Nausícaa, 1994.
7 finales para Philip Marlowe (1995), Cuando me saluda por la calle alguien que no caigo quién es, y si además es guapa (1996) o Naked I Wait (1997), anticipan la llegada de Con la posible excepción de mí mismo, en el año 2001, volumen con el que funda y da comienzo a las publicaciones de Ediciones Tansonville.
Teoría de la luz (2004) muestra una rotundidad poética y la brillantez de una voz plenamente madura. Quién mató a Kennedy y por qué ( 2007) recibió el premio Fray Luis de León de la Junta de Castilla y León, y La chica de la bolsa de peces de colores (2008), un accésit del premio Jaime Gil de Biedma. Ambas obras inician la serie “Apuntes del natural”, que continúa en Y de mí sé decir... (2011), Ícaro & Co. (2012) y Retrato de la soledad (2013) e In memoriam (2014) que el autor quiere extender hasta llegar a siete libros, emulando a Marcel Proust.
Balada de las golondrinas (2009), es una colección de poemas dedicada a sus aladas vecinas de Castrodeza.
La vertiente más arriesgada de la producción de Eduardo Fraile le sitúa en los ámbitos de la poesía visual y experimental. En este sentido, ha mostrado en diversas exposiciones y revistas especializadas propuestas como Pleamor, pROSAS in 12 PINKturas (1991), Números (1992), De las cosas (1994), 5 poemas visuales (1995), CaÓtica (1996), Deconstrucción de la rosa (1999) y Anunciación (2000), entre otras.

Era típico en aquellas sobremesas estivales
lavar las pepitas de los melones y comérnoslas.
No lo he vuelto a ver hacer. Era el oro
oculto en orzas de verde piel de sapo
que se abrían al postre, en rajas ecuménicas.
Nuestras primas las ponían a secar al sol sobre papel
de periódico. Deslumbraban
allí extendidas, tesoro súbito, a los pájaros,
alucinados por el espejismo
del calor de la hora. El sol justo en su cenit,
cayendo vertical, desmenuzado en pepitas
de melón. Neto residuo
del estío (como los granos de trigo tras la trilla)
precoz de nuestra infancia.
Éramos 17
primos Valles a repartirnos el botín,
y nos íbamos cada uno a su lugar, a su escondite,
a su libro, a su juego, mientras los mayores
echaban la siesta, a contar nuestras monedas.
('El tesoro', en Y de mí sé decir...)

 Fallecieron en esta fecha

- de 1977, Andrés CAICEDO, escritor colombiano. Citado un 29 de septiembre, fecha de su nacimiento, en  1951.
 A pesar de su prematura muerte, su obra es considerada como una de las más originales de la literatura colombiana.
Caicedo lideró diferentes movimientos culturales en la ciudad vallecaucana, como el grupo literario los Dialogantes, el Cineclub de Cali y la revista Ojo al Cine.
 En 1970 ganó el I Concurso Literario de Cuento de Caracas con su obra "Los dientes de caperucita", lo que le abriría las puertas a un reconocimiento intelectual.
 En su obra ¡Que viva la música! es en donde asegura que vivir más de 25 años era una vergüenza. Justo la edad a la que se suicidó. La mayoría de sus escritos han sido publicados póstumamente. Gracias a la labor editorial de algunos de sus amigos, han salido a la luz libros que recopilan sus cuentos y guiones para teatro, así como sus ensayos críticos sobre cine. Asímismo, han sido publicadas algunas cartas que envió a su madre, hermanas y amigos, las cuales permiten evidenciar sus turbulentos estados emocionales.

La despertada es la peor hora para la nostalgia. En esta semana me he acostado a dormir agradeciendo que tengo un cuarto y una buena cama, pero en las últimas dos noches me duermo con un poco de miedo de lo que voy a sentir al otro día, cuando me despierte, y vea que no estoy en casa y que a lo que he venido aquí a esta tierra, a Los Ángeles, a vender un guión, tal vez no sea posible realizarlo.... Este sábado había planeado escribir la sinopsis de ambos guiones y llevárselas a mostrar al cubano. Me eché en el sofá y dormí unas dos horas, inquieto. Mejor no lo hubiera hecho, porque me desperté en medio de un infierno. ¿Por qué es este sufrimiento? ¿Por qué esta falta que me hace mi madre si sé que cuando regrese a Cali y la vea, igual voy a seguir con la misma ausencia? Entonces es sencillamente una organización de datos para elaborar el sufrimiento, porque lo que pretendo, no es una madre que vive en Cali, Colombia, a una inmensa distancia de aquí, sino una madre que no tendré nunca, una madre que sólo pudo trabajar bien en su cuidado y su ternura cuando yo era un niño y aún no tenía razones para oponerme, cuando no era sino debilidad y necesidad y una cosa chiquita. Ahora no soy más un niño. Soy una cosa grande con la misma necesidad y peor debilidad.... Pero ya no tendré más el cuidado de mi madre, ya una parte de mí, mi razón, mi cordura, se opone a ella. Por eso es que me ataca esta nostalgia de un estado imposible: desear no haber crecido nunca y haberla seguido viendo sólo como la persona que me cuidaba y me daba la única compañía que me servía. He crecido tan duro y tan malo y con tantas cucarachas en la cabeza. Y no se pudo poner a una distancia correcta con mi crecimiento, ¿por qué si me cuidaba cuando chiquito, por qué no quiso cuidarme mi pensamiento modificando su mismo pensamiento?
(Fragmento de 'Mi cuerpo es una celda') .

- de 2004, Fernando LÁZARO CARRETER, citado un 13 de abril, data de su nacimiento.


 Filólogo español, figura presente en casi todos los manuales de Lengua Española utilizados en la EGB, ESO y COU, fue profesor de quien esto escribe en la Universidad Autónoma de Madrid. Fue asimismo académico de la Real Academia Española -sillón R- y su director, de 1992 a 1998.
  Miembro fundador del Consejo Asesor de Estilo del Departamento de Español Urgente de la Agencia EFE, participa activamente en la redacción de su Manual de Español Urgente (1976).  Buena parte de sus escritos de lingüística están recogidos en su libro Estudios de lingüística (1980).
Cómo se comenta un texto en el bachillerato (1957), escrito en colaboración con Evaristo Correa Calderón (1899–1986), tiene un éxito inmediato entre los profesores de secundaria, pues rompe con la tradición de un estudio exclusivamente memorístico de la literatura.
 Posteriormente, y ampliado con otros artículos, cambia su título a Cómo se comenta un texto literario (1974).
Sus artículos de corrección idiomática, basados en los trabajos encargados a sus alumnos durante el curso, se recopilaron en El dardo en la palabra.

Y es que el periodismo del papel o del micro es un fenómeno muy complejo, que no permite decidir entre una u otra opción sin matices. Un diario escrito o un programa hablado en todas sus secciones con el mismo tono formal resultaría insufrible. Al contrario, un lenguaje sostenidamente desenfadado y desinhibido —pienso en ciertos cronistas deportivos—, conquista sin duda adeptos, muchos tal vez, pero provoca el desdén y la irritación de quienes rebasan un cociente intelectual mínimo; aparte la responsabilidad en que incurren por contribuir al afianzamiento de sus leales en la ignorancia. (Duda: ¿y si no saben hacerlo mejor?) Parece evidente que el lenguaje empleado debe corresponderse con el género o subgénero: la libertad idiomática que concede una noticia es mucho menor que la disponible al comentar una corrida o un partido, por ejemplo. En cualquier caso, ese lenguaje resulta de la persona que escribe o habla para el público, a la cual condicionan su cultura idiomática y su idea acerca del modo más eficaz de establecer comunicación con los lectores u oyentes. (Fragmento del prólogo a 'El dardo en la palabra')

- de 2005, Rafael MONTESINOS, escritor y poeta español nacido un 30 de septiembre de 1920.
Su nombre es inseparable de la Tertulia Literaria Hispanoamericana, un lugar de referencia para la Historia de la poesía en lengua española de la segunda mitad del siglo XX, que dirigió desde 1952 hasta muy pocos días antes de morir, en marzo de 2005.
Rafael Montesinos supo dotarla de un carácter independiente desde el punto de vista estético, literario y político, sin otra orientación que la sola exigencia de calidad literaria, más allá de tendencias, reconocimientos o modas literarias. Este "espíritu" ha convertido la Tertulia Literaria Hispanoamericana en un lugar de referencia para la Historia de la poesía en lengua española de la segunda mitad del siglo XX. Con motivo del 40 Aniversario el propio Rafael Montesinos escribió una pequeña recapitulación titulada La memoria y el martes. En 2007 y con motivo de su 55 Aniversario se publicó en edición no venal 55 Años de la Tertulia Literaria Hispanoamericana Rafael Montesinos (1952-2007) donde se recoge un "censo" de todos los autores tanto españoles como de Hispanoamérica que participaron en la tertulia desde sus orígenes.
Tras la ausencia de su fundador sigue celebrándose, en 2015-16 ha cumplido su curso número 63. Su sede actual es el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe (Avd. de Séneca, 4. Madrid) y tiene lugar cada martes.
Ganó el Premio Ateneo de Madrid de 1943, el Premio Ciudad de Sevilla de 1957 y el Premio Nacional de Ensayo de 1977 por Bécquer, biografía e imagen.
Recoje su obra en verso la Antología poética, publicada en el 2003.

Debajo del limonero,
la niña a mí me decía:
-Te quiero.

Y yo me puse a pensar
que era mejor la corteza.
Tiré las migas de pan.

Debajo del limonero
la niña me dio su beso
primero.

Y juntos vimos caer
los limones por el suelo,
cerca del amanecer.

Debajo del limonero,
la niña me dijo un día:
-Me muero.

Y ya no sé adónde ir ,
que el limonar me recuerda
la gracia de su perfil. 
('Fabula del limonero' y otros poemas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?