domingo, 5 de marzo de 2017

Un 5 de marzo...

es el Día Mundial de la EFICIENCIA ENERGÉTICA

Es una fecha propicia para reflexionar sobre el uso racional que le damos a la energía, y actuar en consecuencia.
La eficiencia energética se plantea como una de las políticas de freno para el cambio climático y la consecución de sociedades sostenibles, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio.
Ello no implica renunciar a la calidad de vida, sino la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos empleando para ello menos recursos. Esto se consigue con la mejora de los procesos, la cogeneración, el reciclaje, el uso de productos menos contaminantes y un consumo inteligente, es decir, utilizar solo aquella energía que realmente necesitemos. 


En este día de 1616 la Iglesia católica condena el libro de COPÉRNICO que demuestra que el Sol no gira alrededor de la Tierra.
 Juan Pablo II pidió perdón en el año 1992 -359 años, 4 meses y 9 días después de la sentencia de la Inquisición- por la condena injusta de Galileo Galilei  y rehabilitó al filósofo y matemático de Pisa, al tiempo que presentó el libro Copérnico, Galileo y la Iglesia: fin de la controversia (1820), en el que se establece que afirmar que la Tierra gira alrededor del Sol no es blasfemia. Galileo llegó a abjurar de sus ideas y pese a ello fue condenado. 


En esta fecha del 1847, la reina Isabel II autoriza al Ayuntamiento de Sevilla (España) a celebrar la FERIA DE ABRIL, después de que el 25 de agosto de 1846 dos empresarios asentados en la ciudad, Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), redactaran una propuesta que llevaron al Cabildo Municipal pidiendo que le autorizaran durante los días 19, 20 y 21 de abril para celebrar una feria anual, permiso que les fue concedido gracias al apoyo de agricultores y ganaderos, y a pesar de ciertas disconformidades iniciales con el alcalde de Sevilla Alejandro Aguado, Conde de Montelirios, que pensaba que ya existían otras dos ferias muy próximas (la de Mairena de Alcor y la de Sanlúcar la Mayor).
Se celebra una o dos semanas después de la Semana Santa y coincide con los toros en la plaza de la Maestranza, constituyendo estos eventos las Fiestas de Primavera de Sevilla. Es la feria más importante y conocida de cuantas se celebran en Andalucía, la más visitada y la que más impacto económico tiene en la Comunidad Autónoma.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y asesoría en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y maquetación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha


- de 1941, José María MERINO, escritor, ensayista y poeta español, ocupa el sillón "m" de la Real Academia Española.
En 1972 publica su primer libro, el poemario Sitio de Tarifa; su primera novela data de 1976, Novela de Andrés Choz.
Entre 1987 y 1989 dirige el Centro de las Letras Españolas del Ministerio de Cultura y a partir de 1996 se dedicará en exclusiva a la literatura. Fecundo escritor, constan entre sus obras galardonadas:
 Premio Novelas y Cuentos (1976) por Novela de Andrés Choz. Premio Nacional de la Crítica (1986) por La orilla oscura. Premio Nacional de literatura infantil y juvenil (1993) por Los trenes del verano -No soy un libro-. Premio Miguel Delibes (1996) por Las visiones de Lucrecia.  VII Premio NH de relatos (2002) por Días imaginarios. Premio Torrente Ballester (2006) por El lugar sin culpa. Premio Salambó (2007) por La glorieta de los fugitivos.  Premio Nacional de Narrativa  y Premio de la Crítica de Castilla y León (2013) por El río del Edén.

El amor es algo muy especial. Por eso, cuando vio la sombra junto a la puerta, a la claridad de la luna que, precisamente por su escasa luz, le daba una apariencia de gran borrón plano y ominoso, no tuvo ningún miedo. Supo que él había regresado a casa. La suavidad de la noche de San Juan, el cielo diáfano, el olor fresco de la hierba, el rumor del agua, el canto de los ruiseñores, acompasaban de pronto lo más benéfico de su naturaleza a la presencia recobrada.
La vida conyugal había durado apenas cinco meses cuando estalló la guerra. Le reclamaron, y ella fue conociendo entre líneas, en aquellas cartas breves y llenas de tachaduras, las vicisitudes del frente. Pero las cartas, que al principio hacían referencia, aunque confusa, a los sucesos y a los parajes, fueron ciñéndose cada vez más a la crónica simple de la nostalgia, de los deseos de regreso. Venían ya sin tachaduras y estaban saturadas de una añoranza tan descarnadamente relatada, que a ella le hacían llorar siempre que las leía.
Entonces no estaba tan sola. En la casa vivía todavía la madre de él, y la vieja, aunque muy enferma, le acompañaba con su simple presencia, ocupada en menudos trajines, o en charlas cotidianas y en los comentarios sobre las cartas de él, y las oscuras noticias de la guerra. Al año, murió. Se quedó muerta en el mismo escaño de la cocina, con un racimo en el regazo y una uva entre los dedos de la mano derecha. Ella supo luego por otra carta de él que, cuando le llegó la noticia de la muerte de su madre, los jefes ya no consideraron procedente ningún permiso, puesto que la inhumación estaba consumada hacía tiempo.
Quedó entonces sola en casa, silenciosa la mayor parte del día -excepto cuando se acercaba a donde su hermana para alguna breve charla- en un pueblo también silencioso, del que faltaban los mozos y los casados jóvenes, y que vivía esa ausencia con ánimo pasmado.
(Fragmento del cuento 'El desertor').


- de 1967, Jorge Loriga Torrenova, conocido como Ray LORIGA, escritor español.
Su novela "Héroes", inspirada en el rock y cuyo título procede de un disco de David Bowie, le acercó estéticamente a la Beat Generation, sobre todo a autores como Carver, Kerouac y Bukowski.
En 2007, se editó la continuación de Días extraños (relatos, 1994), bajo el nombre de Días aún más extraños, un libro compuesto por varios artículos, una carta a Rodrigo Fresán y un par de relatos.
En 2008 publicó Ya sólo habla de amor, y al año siguiente los relatos Los oficiales y El destino de Cordelia ( 2009).
En 2011 publicó la novela juvenil El bebedor de lágrimas (2011), primera de una saga de Alfaguara. El autor declaró públicamente que la escribió "porque necesitaba dinero". Su última novela es Za Za, emperador de Ibiza (2014).

El hombre que inventó Manhattan se hacía llamar Charlie, aunque su verdadero nombre era Gerald Ulsrak, estaba casado y tenía dos hijas. A lo mejor sólo una. Se decía que la mayor de las niñas era hija de otro hombre, tal vez por la manera en que Charlie la miraba o, mejor, no la miraba. Gerald Ulsrak había nacido en un pequeño pueblo en las montañas de Rumania y siempre había soñado con un sitio mejor, Manhattan, y un nombre distinto, Charlie. 
Charlie tenía un amigo, al que todos llamaban Chad y que era la clase de persona a la que nadie suele referirse usando sólo su nombre de pila, de manera que Chad era siempre «el bueno de Chad», o «el viejo Chad» o «menudo es Chad».
 Por supuesto Chad no se llamaba Chad, ni nada por el estilo, se llamaba Pedja Ruseski, pero, como digo, todos le llamaban Chad. Charlie pensaba que Chad era el tipo más divertido que había conocido nunca, a pesar de que la mayor parte de la gente opinaba justo lo contrario. 
Charlie siempre contaba que Chad había llegado antes que él a Nueva York y que, por lo tanto, parte de la invención debía de ser suya, pero Chad negaba tales acusaciones con un ligero movimiento de su dedo índice y levantaba su pinta de cerveza para brindar por Charlie, mientras Manhattan-final 23/9/08 13:51 Página 9 10 gritaba: «por el hombre que inventó manhattan». Así que no había más que hablar. 
Por cierto, Chad negaba siempre con el dedo y en cambio afirmaba con un frenético movimiento de cabeza, que más parecía un no que un sí. Lo cual justificaba la aseveración favorita de Charlie: «Jamás intentes comprender a un rumano».
(Inicio de 'El hombre que inventó Manhatan', primeras páginas)

Fallecieron en esta fecha
.
- de  1983, Sady ZAÑARTU, escritor chileno nacido un 6 de mayo de 1893 que creó obras enmarcadas dentro de criollismo, el anecdotario histórico y la valoración nacionalista de lo patrio.
 Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país el año 1974. Fue director de la revista Zig-Zag, durante los años 1925-1929 y colaborador de los diarios La Nación y Los Tiempos. Tuvo una activa labor en la publicación de la Gaceta Literaria el año 1944.
 Por su destacada obra de escritor y periodista recibió el Premio Atenea de la Universidad de Concepción.
Entre sus últimas obras: Mar hondo, reminiscencias (1942),  El Tile viejo y sus cuentos (cuentos, 1963),  Tomelonco, poema agrario (1968) y Color América (cuentos, 1969).
- de 2014, Leopoldo María PANERO, escritor español nacido un 16 de junio de 1948, encuadrado en la poesía española contemporánea dentro del grupo de los novísimos.
 Hijo del poeta Leopoldo Panero, hermano del también poeta Juan Luis Panero y sobrino del poeta Juan Panero.
Fue el arquetipo de un malditismo cultivado tanto como repudiado, pero ese malditismo no le impidió ser el primer miembro de su generación en incorporarse a la nómina de clásicos de la editorial Cátedra, contar con una espléndida biografía escrita por J. Benito Fernández (El contorno del abismo, 1999) e insertarse en la historia literaria, las antologías y los programas académicos.
En los años 70 fue ingresado por primera vez en un psiquiátrico. Las repetidas reclusiones no le impidieron desarrollar una copiosa producción no sólo como poeta, sino también como traductor, ensayista y narrador. A finales de la década de los 80, cuando por fin su obra alcanzó el aplauso de la crítica entendida, ingresó permanentemente en el psiquiátrico de Mondragón. Casi diez años después se estableció, por propia voluntad, en la Unidad Psiquiátrica de Las Palmas de Gran Canaria o, como él lo llamaba, El manicomio del Dr. Rafael Inglott  hasta su fallecimiento.
En 2003 fue galardonado con el Premio Estaño de Literatura por la antología poética de Túa Blesa, publicada dos años antes. Se publicó póstumamente el poemario Rosa enferma, en el 2014.

¡Oh, tú, Stindberg!, que bailabas sobre el dolor
y orinabas sobre las tumbas
Cuando yo muera quedará solo
un rastro de baba
solo una herida sin dolor
solo una tumba humillada
solo una flor contra nadie
solo el nombre de Joyce
¡Ah tu siesta de los Finnegans!
Solo dibujas la eternidad
como una flor que cae contra el suelo
y escupe contra el dolor.
 (Fragmento del poema XIV de "Rosa enferma")

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?