miércoles, 19 de abril de 2017

Un 19 de abril...


es el Día Internacional de la BICICLETA y Día del ABORIGEN AMERICANO.
Así como la ONU reconoce el 'día del medio ambiente' y solo la Unión Europea reconoce el 'día sin coches', sin embargo, ningún organismo instaura oficialmente el "día de la bicicleta"... ¿Por qué?
Pues porque inicialmente el "Bicycle day" recordaba el descubrimiento del LSD y sus efectos por el el suizo Albert Hofmann que, sometido a las alucinaciones, pidió a su ayudante de laboratorio que le llevara a casa en bicicleta. 
De ser una celebración por el descubrimiento del alucinógeno que tanto éxito -y tanto daño- produjo entre la población hippie de los años 60-70, la conmemoración de este primer viaje en bicicleta pasó a convertirse en todo lo contrario: un día  para la promoción en grupo de este ejercicio sano, ecológico y barato, que se va imponiendo cada vez más como medio de transporte urbano. Afortunadamente muchos ayuntamientos facilitan carril-bici, aparcamientos y hasta poder llevar la bici en el transporte público.

Es también el día del aborigen americano, que se celebra anualmente según la recomendación surgida en el Primer Congreso Indigenista Interamericano realizado ese mismo día en 1940, en Pátzcuaro, estado de Michoacán, México.
Participaron delegaciones oficiales de los países integrantes de la Unión Panamericana, y de algunos grupos indígenas. El objetivo del congreso fue analizar la situación de los indígenas y encontrar puntos en común para poder enfrentar las adversidades. A partir de este congreso se fundó el Instituto Indigenista Interamericano, con sede en México, dependiente de la Organización de Estados Americanos.

 -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Asesoría y apoyo en másteres y trabajos universitarios (búsqueda de información, corrección y presentación).
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net Web:
 http://mariannavarro.net/
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha

- de 1900  ELÍAS NANDINO, poeta mexicano fallecido un 3 de octubre  de 1993.
Cirujano de profesión, se interesó por la poesía ya en su juventud, y más al conocer al grupo de los Contemporáneos, por los que fue fuertemente influenciado. Los temas de esta primera etapa se centran en la muerte, el sueño y la noche.
A partir de 1950, aun con parecida temática, adopta un estilo mucho más personal. Dirige la revista "Estaciones", una de las más prestigiosas de América del Sur dedicadas a la literatura. Esta publicación tiene una editorial homónima, que también dirige, y que sirve para mostrar al mundo nuevos poetas mexicanos.
Su última etapa, sin embargo, está marcada por un cambio radical en los temas de su obra, ya que son una mezcla entre erotismo y metafísica, siempre con un tono más que irreverente.
En los últimos años de su vida recibió numerosos reconocimientos, tanto por su trayectoria como poeta como por su labor fomentando las letras en México. Así, en 1982 recibe el Premio Nacional de Literatura, y un poco más tarde el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes.
  Entre sus obras: Poesía I, 1947 y Poesía II, 1949 (incluye los inéditos Prismas de sangre, 1945; Líneas de poesía, 1946; Conversación con el mar, 1947; Flor nocturna, 1948 y Cantos, 1948).

Amorosamente mi soledad desnuda
me cubre
como sábana de tierna sombra tibia.
Confundidos somos el orbe
donde la palabra impronunciada
construye el diálogo
que el pensamiento escucha.
Su compañía es el regazo
de un amor a oscuras
que, sobre mi piel esperanzada,
inventa la resurrección de los recuerdos.
Junto a sus ojos abro mi conciencia
y leemos los biográficos pasos
que caminan hacia atrás de nuestra historia:
fuegos fatuos, diseños, rostros, ecos,
en inquemante desfile momentáneo
que brota de los olvidos insepultos.
Estoy solo,
con mi soledad a solas,
amoldado a ella
como el vino a los muros de la copa,
y viviendo la íntima galaxia
parpadeante,
de una conversación en las tinieblas.('
Con mi soledad a solas' y otros poemas)


Fallecidos en esta fecha

- de 1998, falleció Octavio PAZ, escritor mexicano, Premio Nobel de Literatura en 1990, citado en la fecha de su nacimiento, un 31 de marzo de 1914.
Gran poeta, ensayista y traductor, es figura imprescindible en la historia de la literatura en castellano. Entre otros importantes galardones, recibió el Premio Cervantes 1981, el Premio Internacional Menéndez Pelayo 1987, y el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 1993, a su revista Vuelta.
Se le considera uno de los más influyentes escritores del siglo XX y uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempos. Su extensa obra abarcó principalmente  poemas, ensayos y traducciones.
En 1954, Paz tuvo «una participación muy estrecha en la fundación de la Revista Mexicana de Literatura", influenciada "políticamente con la idea de la llamada 'tercera vía', que significaba ni con la izquierda, ni con la derecha. Esta idea venía de París, con León Blum». El primer número fue el de septiembre-octubre de 1955, y contó con el apoyo de Paz hasta que 4 años más tarde éste regresó a Europa.
 Experimentación e inconformismo pueden ser dos de las palabras que mejor definen su labor poética. Con todo, Paz es un poeta difícil de encasillar. En realidad, se trata de un poeta que no echó raíces en ningún movimiento porque siempre estuvo alerta ante los cambios que se iban produciendo en el campo de la poesía y siempre estuvo experimentando, de modo que su poesía, como toda poesía profunda, acabó por convertirse en una manifestación muy personal y original. Una de las obsesiones más frecuentes en sus poemas es el deseo de huir del tiempo, lo que lo llevó a la creación de una poesía espacial cuyos poemas fueron bautizados por el propio autor con el nombre de topoemas (de topos + poema). Se trata de una poesía intelectual y minoritaria, casi metafísica, en la que además de signos lingüísticos se incluyen signos visuales. 
La edición definitiva de sus obras completas, publicada en España, entre 1999 y 2005, por Galaxia Gutenberg/Círculo de lectores; y en México, en 2014, por el Fondo de Cultura Económica (edición preparada por el autor), consta de:
I. La casa de la presencia. Poesía e historia
II. Excursiones e incursiones. Dominio extranjero. 
Fundación y disidencia. Dominio hispánico
III. Generaciones y semblanzas. Dominio mexicano.
 Sor Juana Inés de la Cruz o Las trampas de la fe
IV. Los privilegios de la vista. Arte moderno universal. Arte de México
V. El peregrino en su patria. Historia y política de México
VI. Ideas y costumbres. La letra y el cetro. Usos y símbolos
VII. Obra poética
VIII. Miscelánea. Primeros escritos y entrevistas

La tinta verde crea jardines, selvas, prados,
follajes donde cantan las letras,
palabras que son árboles,
frases que son verdes constelaciones.

Deja que mis palabras, oh blanca, desciendan y te cubran
como una lluvia de hojas a un campo de nieve,
como la yedra a la estatua,
como la tinta a esta página.

Brazos, cintura, cuello, senos,
la frente pura como el mar,
la nuca de bosque en otoño,
los dientes que muerden una brizna de yerba.

Tu cuerpo se constela de signos verdes
como el cuerpo del árbol de renuevos.
No te importe tanta pequeña cicatriz luminosa:
mira al cielo y su verde tatuaje de estrellas.
 ('Escrito con tinta verde' y otros poemas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?