martes, 9 de mayo de 2017

Un 9 de mayo...







Un 9 de mayo del 1605, se publica la primera parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra.

En este día se conmemora anualmente el  Día Internacional de las AVES MIGRATORIAS.  Este evento, sin fecha determinada, puesto que se celebra anualmente el segundo fin de semana de mayo, tiene como objetivo inspirar la conservación en todo el mundo tanto de las aves migratorias como de sus hábitats.


Con el tema ‘Su Futuro es Nuestro Futuro – Un planeta saludable para las aves migratorias y las personas', el Día Mundial de las Aves Migratorias (DMAM) 2017 tiene el objetivo de crear conciencia sobre la necesidad de manejo sustentable de nuestros recursos naturales, demostrando que la conservación de aves también es crucial para el futuro de la humanidad.


 Es asimismo, desde el 1985,  el Día de EUROPA,  en recuerdo de la  Declaración Schuman por la que se constituyó una administración conjunta, germen de la actual Comunidad Europea, al proponer que el carbón y el acero de Alemania (entonces República Federal Alemana) y Francia (y los demás países que se adhirieran) se sometieran a una administración conjunta, impulsando la creación de la primera Comunidad Europea: la del Carbón y el Acero. La importancia de esta propuesta realizada en 1950, cinco años después de la rendición del régimen nazi y ante una Europa devastada por la II Guerra Mundial, radica además en que al someter las dos producciones indispensables de la industria armamentística a una única autoridad, los países que participaran en esta organización, encontrarían una gran dificultad en el caso de querer iniciar una guerra entre ellos.

Recordemos también  la muerte en esta fecha del 2013 del inolvidable actor español  Alfredo LANDA.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
http://mariannavarro.net . Apoyo escolar. Másteres y trabajos Universitarios. Corrección de textos. ELE. ¡Infórmate!
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. 

Autores del s.XX en las lenguas españolas (y premios Nobel de Literatura) nacidos en esta fecha
- de 1923, nació Carlos BOUSOÑO, poeta y filólogo español. Fallecido el  24 de octubre de 2015, fue miembro de Número de la Real Academia Española desde 1980 y prestigioso crítico literario. Ampliamente elogiado por sus extraordinarias dotes didácticas, fue profesor en la Univ. Complutense de afamados escritores como  Claudio Rodríguez, Mario Vargas Llosa, Francisco Brines y José Olivio Jiménez.
Su Teoría de la expresión poética (1952) fue fundamental en los poetas de las décadas de los 50 y los 60.
Su primer poemario, Subida al Amor (1945), descubría la vena reflexiva existencialista o de poesía desarraigada de los jóvenes poetas que asumieron el conflicto entre una visión existencialista de la vida y una profunda fe religiosa. En la misma línea siguió Primavera de la muerte (1946); ambos libros reeditados juntos con el título Hacia otra luz (1950).
De sus libros posteriores destacan Oda en la ceniza (1967, premio de la Crítica), Las monedas contra la losa (1973, premio de la Crítica), Metáfora del desafuero (1988, premio Nacional de Poesía) y El ojo de la aguja (1993). En todas estas obras su estilo fue evolucionando entre realismo y simbolismo. Fue galardonado también con el Premio Nacional de las Letras Españolas en 1993 y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1995.

Desde aquí, solitario, sin ti, te escribo ahora.
Estoy sin ti y tu vida de mi vivir se adueña.
Yo quisiera decirte que en mi pupila mora
tu figurita tan leve como la luz pequeña.

Nunca supe decirte cómo tu amor es mío,
cómo yo no he mirado la realidad por verte,
y cómo al contemplarte yo me sentí vacío,
y cuánto yo he querido ser para merecerte.

Y cuánto yo he querido ser alcanzar, porque fuese
tu mirada orgullosa de haberme amado un día;
de haberse detenido sobre mí, sobre ese
corazón tan menudo que nadie lo veía.

Corazón tan menudo que tanto has conocido
en su mínimo acento que tu presencia nombra,
y que es dentro del pecho como un leve quejido,
como una mano leve que arañase una sombra.
('Desde la soledad' y otros poemas)
- de 1949, Andreu MARTÍN, guionista y destacado escritor, en castellano y catalán, de novela negra tanto para público infantil y juvenil como para adultos, entre la que destaca la serie (ya con doce títulos) que tiene como protagonista a Flanagan, detective adolescente, que comenzara con  No pidas sardina fuera de temporada, premio Nacional de literatura infantil y juvenil en 1989.
Entre sus obras, las novelas para adultos: Barcelona Trágica (2009), Cabaret Pompeya (2011), La vida es dura (2012), Niños que muerden a perros (Colección de relatos, 2012), Sociedad negra (2013), Los escupitajos de las cucarachas no llegan al séptimo sótano del pedestal donde se levanta mi estatua (2014) y La violencia justa (2016); además de las novelas juveniles: Mentiras de verdad (2000), El diablo en el juego de rol (2003), Chats (2005), Los dueños del paraíso (2005) y Gen (2008).

Por encima de los árboles, el sol brillaba intensamente en un límpido cielo veraniego, sin una nube. Los pájaros piaban ingenuamente, ocultos entre las ramas. La brisa cimbreaba los pinos con un susurro refrescando el ambiente. Era el primer día del año en que el viento no representaba una molestia, sino un alivio. Aquel claro del bosque era el lugar ideal para plantar el mantel, abrir la fiambrera y organizar un agradable «picnic» dominguero. Sin embargo, ninguno de los tres hombres pensaba en comer a la sombra.

Dos de ellos estaban trajinando calmosamente en sus máquinas con el cuidado y la precipitación del profesional que sabe lo que se trae entre manos. El primero hacía girar cuidadosamente los discos de la cámara, ajustando el objetivo a la distancia correcta, cuidando meticulosamente la abertura del diafragma, buscando el encuadre apropiado. Era una cámara Yashica Electro 35, reflex, y la fotografía podía salir perfecta con sólo poner un poco de atención. El segundo hombre introducía una a una las balas en el cargador de la enorme pistola Star del 9 largo, manchándose los dedos de grasa. Con un disparo habría suficiente, pero alguien le había dicho que, al utilizar una pistola, tenía siempre que estar seguro de que podría utilizar todas las balas, por si acaso. Con un golpe seco, introdujo el cargador en la culata y accionó el carro, colocando la primera bala en la recámara. En cuclillas, dejó la pistola en el suelo y, con el pañuelo, se empezó a limpiar la grasa de las manos.
—¿Estás a punto? —dijo el Fotógrafo. 
('Fragmento inicial de 'Aprende y calla')

Fallecidos en esta fecha

- de 1986, Anxel FOLE, escritor español en lengua gallega y castellana, nacido el 11 de agosto de 1903.
Miembro de la  Real Academia Gallega desde 1963, fue un afamado cuentista que retrata con acierto las peculiares características de las gentes y pueblos donde habitó. Cuentos suyos:  «Á lus do candil» (A la luz del candil, 1953), «Terra Brava» (Tierra Brava, 1955), «Contos da néboa» (Cuentos de la niebla, 1972) e «Historias que ninguén cre» (Historias que nadie cree, 1981).
En su narrativa, heredera de las de Álvaro Cunqueiro, Castelao y Otero Pedrayo, Fole presenta la geografía de los lugares de montaña en los que vivió, así como los trabajos, costumbres, diversiones, etc. de sus habitantes a mediados del siglo XX. La lengua de sus relatos recoge el habla popular e incluye abundantes vulgarismos, hipergalleguismos y dialectalismos, peculiares de las zonas donde sitúa los hechos que cuenta. Sus escritos acercan una información etnográfica y antropológica fundamental de en medio rural gallego antes de la llegada de la mecanización.
Sus obras: dos primeros libros de cuentos, «Á lus do candil» (1953) y «Terra Brava» (1955), y la pieza teatral «Pauto do Demo» (1958). Sus otros dos libros de relatos son «Contos da néboa» (1972) e «Historias que ninguén cre» (1981).

Aunque les parezca mentira, el señor de Sabarei hablaba muchas veces conmigo, mano a mano, como si fuera mi igual. Era el hombre más cumplido del mundo. Me contó esto en Lugo, en una tasca de la Mosquera. Le gustaba mucho andar por las tascas, por muy bien trajeado que fuese. Muy plantado él, robusto y sanguíneo. Siempre venía a Lugo montado en un caballo blanco.
Antón de Cidrán era un labrador de O Páramo que también trataba en maderas. El señor de Sabarei me dijo que era un hombre muy echado para adelante y que se arreglaba muy bien en su casa.
Una vez vino a Lugo con su compadre Pedro. Vinieron los dos a caballo. Era por San Froilán y el tiempo estaba muy húmedo. Todavía no se había hecho el ferial que hay hoy. Ya sabéis que todos los labradores en tres leguas a la redonda van a Lugo por las fiestas de San Froilán. Aunque no vayan a comprar ni vender. Tan sólo por ver los fuegos y por comer el pulpo. Pero ellos habían ido a Lugo para rematar un contrato de traviesas para la vía del tren.
Por la mañana habían hecho el contrato. Los dos estaban muy contentos, pues les quedaban libres más de siete mil reales. Se llevaban muy bien y hacía buenos negocios. Nunca habían reñido por sus asuntos. Eran hombres muy cabales, y no andaban uno ni otro con dimes y diretes, ni con bobadas. Tanto cuesta, tanto te doy. Compraron algunas cosas para las mujeres y se fueron a comer el pulpo a una taberna de la calle del Miño. Comieron y bebieron de buten, como dos curas. Y después se fueron al café Español y tomaron sus cafés y sus copas. Y otra vez a dar una vuelta por la feria para ver las barracas.
(Inicio de 'Antón de Cidrán' en Cuentos para leer en invierno)

- de 2011, Alicia JURADO, escritora argentina nacida el  22 de mayo de 1922, colaboradora y amiga tanto de Victoria Ocampo como de Jorge Luis Borges , de quien publicó su biografía, titulada Genio y figura de Borges, y con quien escribió la obra Qué es el budismo.
Miembro de las Academias de la Lengua argentina, chilena y española, destacaríamos en su interesante obra: Los hechiceros de la tribu (1981), El mundo de la palabra (1990), Epílogo [Memorias 1992 - 2002] (2003)  y Poemas de Juventud (2006).

"Sé que allí hay inmensos pedrones que interceptan el agua y que ésta rumorea formando remansos y cascadas y peina las algas verdes que se aferran a las rocas; sé que el ruido de las acequias entre los frutales, mas manso y continuo, tiene un susurro lánguido al correr por la tierra rojiza. Pero nada de esto llega a los cerros. Allí están el viento que sacude las matas de pasto, el pájaro solitario que se destaca sobre el cielo gris, el aire enrarecido y delicioso y ese silencio exterior que tiene un eco en el silencio del alma.
Me llevo todo esto al fragor de Buenos Aires como un antídoto luminoso; lo guardaré para protegerme de tanto ruido inútil, de tanta estridencia cruel y de tanto sonido innoble que me acecharán desde la calle, las radios portátiles, la música funcional del supermercado, el televisor ajeno. Silencio sobrecogedor, silencio tierno, silencio esperanzado. Menos mal que el país todavía es grande y tenemos muchas leguas para ir a buscarlo." 
(
Fragmento final de "El Valle de la Luna y otros silencios")

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?